A través de sus representantes en Europa, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, la industria de los videojuegos, ha dado un giro diseñando una serie de principios unificadores para los e-sports.

Como en cualquier deporte, exiten una serie de normas que establecen la armonía y el juego limpio. Esto mismo ocurre con los e-sports, o deportes electrónicos. Para ellos se han desarrollado los puntos fundamentales que hacen referencia a los valores aplicables a todos los aspectos del mundo del entretenimiento global de los e-sports. Estos son: seguridad, bienestar, integridad y juego limpio, respeto y diversidad, y una experiencia de juego positiva y enriquecedora.

Los e-sports se encuentran en pleno crecimiento, ya sea en términos de audiencia como en ingresos. Se trata de un círculo que no solo vincula a los jugadores sino a los expectadores. Como si se tratase de ligas de fútbol, partidos de tenis, o carreras de fórmula 1, este deporte tiene un amplio público. Según Newzoo, se espera que la audiencia global de e-sports alcance los 500 millones, seguido de unos ingresos que superen los mil millones de dólares. Unas cifras que son reflejo de las altas expectativas para la comunidad de e-sports, que pretende otorgar las mejores condiciones de juego.

Las asociaciones de la industria del videojuego, entre las que se encuentra la federación Interactive Software  Federation of Europe, en la que a su vez está integrada la Asociación Española de Videojuegos, han elaborado una declaración conjunta que explica que la comunidad de e-sports incluye tanto a los desarrolladores y propietarios de propiedad intelectual como a los jugadores, equipos y organizadores de torneos. Además afirman que la creación de estos principios debe servir como guía para promover un entorno entusiasta, inclusivo, justo y divertido para todos.