Vídeo OTT, videojuegos y e-sports serán los de mayor aumento del sector que, en 2023, alcanzará los 32.107 millones de euros. La televisión de pago también continuará su expansión, mientras que el cine subirá moderadamente.

En los próximos cinco años el sector de entretenimiento y medios crecerá en España el 3,8 por ciento hasta 2023, alcanzando los 32.107 millones de euros, impulsado por los segmentos de vídeo OTT, videojuegos y e-sports. Para todo el munndo, la previsión es de un aumento del 4,3 por ciento, llegando los 2,2 billones de dólares.

 

 

Estos son algunos de los apuntes más destacados del Informe Entertainment and Media Outlook 2019-2023, elaborado por PwC por vigésimo año consecutivo y que incluye las perspectivas de crecimiento de la industria en España y en el mundo.

Además, el documento pone de relieve tres situaciones que ejemplifican el cambio que está experimentando la industria y que marcarán su desarrollo en los próximos años, señalando por un lado el rechazo de los consumidores de los paquetes de canales cerrados que ofrecen los operadores por cable o satélite tradicionales; por otro la consolidación de los altavoces inteligentes –cuyo número crecerá hasta los 440 millones en los próximos cinco años, un aumento del 38 por ciento – como herramienta para solicitar contenidos de forma ágil, comprar de forma inmediata, o en último término, como una nueva vía para llegar directamente a los usuarios; y, por último el despliegue de la tecnología 5G, que revolucionará el sector por su capacidad para mejorar el acceso a datos y contenidos en tiempo real y abrirá la puerta a nuevas funcionalidades, a un precio mucho más bajo.

Sobre los ingresos, el informe elaborado por PwC prevé que en nuestro país en los próximos cinco años, los ingresos por vídeo OTT –over the top- aumenten un 16,3 por ciento, hasta los 297 millones. Dentro de este segmento, las suscripciones de vídeo bajo demanda -SVOD, por sus siglas en inglés-, que aglutinan modelos como el de Netflix, experimentarán un crecimiento del 20 por ciento. En el mundo, el estudio estima que los ingresos de este mercado subirán a un ritmo del 13,8 por ciento hasta 2023, en un crecimiento mucho más rápido que el de la televisión convencional.

La televisión de pago también continuará su expansión, –estimado el aumento en un 2,1 por ciento en el periodo indicado-, impulsada por el crecimiento de IPTV –Internet Protocol Television-. El documento puntualiza que, el mercado español en este nicho, es el segundo más grande de Europa Occidental, solo por detrás de Francia. Esta modalidad prestará servicios a 5,1 millones de hogares españoles en 2023, lo que supondrá un aumento del 3,9 por ciento hasta esta fecha.

El sector de videojuegos y e-sports es otro de los que presenta mejor salud. El mercado español es el quinto de Europa, con unos ingresos de 1.439 millones de euros en 2018. El informe destaca que “el buen comportamiento está claramente influido por la continua expansión de los juegos causales o sociales que suelen ser sencillos y están dirigidos a un público general, que presentan una tasa de crecimiento del 8,4 por ciento hasta 2023, cuando alcanzarán los 1.145 millones de euros.. A nivel mundial, se espera un aumento del nicho del 6,5 por ciento.

Por lo que se refiere a la expansión del consumo de música en streaming en nuestro país, subirá un 7,4 por ciento hasta 2023, año en el que llegará a los 191 millones de euros.

España seguirá manteniendo su quinto puesto en el mercado europeo de publicidad televisiva, pero se espera un descenso del 2,5 por ciento en los próximos cinco años, lo que generará ingresos que no pasarán de los 2.000 millones de euros en 2023. El informe alude a que, en nuestro país, este segmento sigue muy orientado a la televisión en abierto, a la que corresponden el 91 por ciento de los ingresos del nicho.

Sobre el cine, el informe sostiene que ha conseguido alcanzar cierta estabilidad, con una previsión  de ingresos estimados en 732 millones de euros en 2023, frente a los 620 millones obtenidos el año pasado, lo que significa un aumento del 3,4 por ciento en los próximos cinco años. Entre los factores que han incidido en esta recuperación, el documento menciona las inversiones de los exhibidores españoles para mejorar la experiencia del espectador, en línea con otros mercados de Europa y EE. UU.

Para Patricia Manca, socia responsable de Entretenimiento y Medios en PwC España, “la clave del crecimiento del sector está en el cambio hacia un modelo de personalización y de digitalización que pasa por un contacto individualizado a través de los dispositivos personales. En este contexto, las compañías están adaptando sus ofertas y sus modelos de negocio para responder a las preferencias de sus usuarios y se están moviendo con agilidad para aprovechar datos y patrones de uso que les permitan lanzar sus contenidos no a audiencias millonarias sino a millones de individuos.”