El helicóptero más famoso de la segunda cadena de Mediaset regresa el próximo domingo para que Calleja aborde, en cada programa, temas de actualidad como la despoblación rural o la protección de la fauna y el medio ambiente.

Volando voy, el programa producido en colaboración con Zanskar, compañía de Jesús Callejamotor junto a su ya famoso helicóptero del espacio- regresa a Cuatro a partir del próximo domingo 13 de octubre.

Así, Calleja inicia un nuevo periplo por la geografía española, con el reto de trasladar la problemática de las zonas rurales a los jóvenes.  “Después de conocer muchos lugares de España, nos hemos dado cuenta de que el futuro de los pueblos pasa porque haya una regeneración de juventud. Y queremos estar ahí. Hace falta un turismo esperanzador, ilusionante, sostenible y que funcione. Y lo más importante es que la gente joven conecte con esa idea”, comentaba Calleja cuando comenzó la grabación de las nuevas entregas que ahora se verán en Cuatro.

Sin dejar de lado su característico sentido del humor y las emociones que genera el contacto con los habitantes de los lugares que visita, Calleja asume en las nuevas entregas de Volando voy un mayor compromiso con la España rural. Cada semana tratará cuestiones de gran importancia, como la despoblación y los problemas medioambientales, dando a conocer los recursos y posibilidades que ofrecen los lugares visitados para atraer a la gente joven, su motor principal de cara al futuro, y poniendo el foco sobre otros que han apostado por ese estilo de vida y no quieren abandonar su tierra.

En el programa de estreno, Calleja viajará a su tierra natal (Léon) para visitar el Valle de Laciana, una zona con una naturaleza exuberante que recoge, a través de construcciones abandonadas, la historia de la minería del carbón en la comarca. Las explotaciones mineras fueron el motor de su economía, pero hoy están abandonadas y la gente de la zona busca alternativas para subsistir, como Juanjo y Abel, que han convertido una antigua mina en una fábrica de cerveza. Contará con la participación de su amiga Mercedes Milá, que le acompañará en la misión final del programa: trazar una ruta ciclista que pasará por antiguos edificios mineros y zonas boscosas para dar a conocer el lugar y recoger el legado minero que ha caracterizado la comarca.