Tras su reciente paso por Oxbelly Screenwriters Lab de Faliro, Chema García Ibarra viajará ahora a Toronto con su proyecto de largometraje Espíritu Sagrado para participar en el TIFF Filmmaker Lab, prestigioso programa de desarrollo que se integra en las iniciativas del Toronto International Film Festival  y que está dirigido a mejorar la viabilidad de proyectos audiovisuales, la formación e impulsar la carrera de profesionales de todo el mundo.

Chema García Ibarra durante el programa de desarrollo de La Incubadora en la ECAM.

“Estamos muy satisfechos de la recepción que está teniendo este proyecto, tan anclado en lo local, en este tipo de foros internacionales. Es una oportunidad de conocer el festival de Toronto e intercambiar experiencias con los otros participantes en el Lab. Además, estar en Toronto supone una fuerte exposición pública para esta película (que por el momento es solo un guion): ya se van conociendo nuestras intenciones, referencias, ambiciones artísticas… Creo que siempre es positivo que suene en el extranjero el nombre de Espíritu Sagrado”, explica García Ibarra.



El cineasta recibirá asesoramiento, mentorías y formación por parte de grandes profesionales del sector. Otros años ha habido mentores de la talla de Mia Hansen-Løve, Jean-Pierre y Luc Dardenne, Wim Wenders, Claire Denis, Alfonso Cuarón, Darren Aronofsky, Jane Campion, Steve McQueen, Jia Zhangke, Juliette Binoche, Spike Lee,  etc.

Chema García Ibarra ha escrito y dirigido El ataque de los robots de Nebulosa-5 (2009), Protopartículas (2010), Misterio (2013), Uranes (2014) y La disco resplandece (2016), ciencia ficción doméstica realizada sin actores profesionales. Su último trabajo, el cortometraje Leyenda Dorada (codirigido junto a Ion de Sosa) fue estrenado en Berlinale y estará en San Sebastián. Sus obras han sido seleccionadas en festivales como la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, Sundance (en tres ocasiones), Berlinale, San Sebastián, Rotterdam, Valdivia o BAFICI.

Participantes en el laboratorio de Toronto el año pasado.

En Espíritu Sagrado, García Ibarra vuelve al género fantástico con una historia que se desarrolla en su Levante natal: mientras media España busca a una niña desaparecida, la asociación de aficionados a la ufología “Ovni-Levante” prepara su noche de avistamientos. José Manuel, obeso mórbido y miembro, guarda un secreto: el destino de la humanidad depende de él.

Producido por Leire Apellániz, Ion de Sosa (Apellániz & de Sosa) y Miguel Molina (Jaibo Films), es uno de los cinco proyectos de largometraje participantes en la recientemente clausurada II Edición de La Incubadora de The Screen, programa de ECAM, escuela que tiene un acuerdo con Toronto. El año pasado David Casademunt presentó La Bestia, proyecto de la primera edición, en este laboratorio.

La Incubadora es un programa de desarrollo de largometrajes dirigido a productores, directores y guionistas emergentes residentes en España a través de mentorías, asesoramiento individual, talleres y financiación de cinco proyectos de largometraje con potencial internacional. La III edición de La Incubadora abrirá la convocatoria de inscripción de proyectos en octubre de 2019.