Hace unos días comenzó la grabación de Retrato de mujer blanca con pelo cano y arrugas, una película de Iván Ruiz Flores que protagoniza Blanca Portillo. Este drama relacionado con el cuidado de los mayores se rueda en Madrid gracias a Potenza Producciones, Amania Films y Atlantic Film Experience.

La actriz Carmen Esteban y el director Iván Ruiz Flores durante el rodaje

“Me bastó una sola lectura de guion para darme cuenta de que tenía delante una obra de arte, una película única, compuesta exclusivamente por planos fijos inspirados en el pictorialismo danés, y al mismo tiempo universal, que planteaba preguntas muy importantes sobre ese momento de la vida en el que tenemos que asumir el rol de cuidadores de nuestros padres“, apunta el productor y actor Carlo D’Ursi.

Retrato de mujer blanca con pelo cano y arrugas, cuyo rodaje tiene lugar en Madrid, está producido por Potenza Producciones, en coproducción con Amania Films, con Atlantic Film Experience como productora asociada y con el apoyo del ICAA y Comunidad de Madrid.

Iván Ruiz Flores, que además de dirigir la cinta, ha escrito el guion junto a Ana González Gutiérrez, ha tenido una larga trayectoria en el cortometraje, una etapa en la que destaca el éxito de su obra Dulce.



En el reparto destaca sobremanera la presencia de Blanca Portillo, una actriz que no se deja ver apenas en el largometraje pero que sigue trabajando habitualmente en teatro y televisión. Cuando se estrene este film en 2020, habrán pasado cuatro años desde su anteriores filmes: Secuestro y Las invasoras.

Junto a ella, delante de la cámara se ponen Carmen Esteban, Carlo D’Ursi, Ana Wagener y Manuel Morón, además de la colaboración especial de Imanol Arias.

En cuanto al equipo técnico, en Retrato de mujer blanca con pelo cano y arrugas trabajan Íñigo Hualde como director de fotografía, Itziar Sagasti como directora artística, Julia Juániz como montadora, Rafael Álvarez como director de producción, Roberto Roldán como sonidista, Johana Trujillo como responsable de maquillaje y peluquería y Rocío Pérez Pla como diseñadora de vestuario.

Entre los proveedores de rodaje destacan WeLab para el suministro de cámara y Aluzine para grip e iluminación. Los productores se encuentran actualmente valorando opciones para acordar la distribución.

Blanca Portillo es la protagonista del film

Según el director, se trata del retrato de una mujer que “cuando puede regalarse tiempo a sí misma, se siente en la necesidad de dedicárselo a su madre”, una mujer que “hace lo que debe y no lo que quiere”, una mujer que “necesita del autoengaño y del engaño a los demás”, una mujer que “busca su sitio y no lo encuentra”.

El argumento gira en torno a Julia, una mujer que ha esperado toda su vida para poner fin a su labor como profesora de escultura y empezar a dedicarse a su vida y obra. Hoy ya puede hacerlo ya que se acaba de jubilar. Su madre, Marina, anciana nonagenaria, vive un mes en casa de su hija Julia y el siguiente en la de Juan y Esther, hijo y nuera. Hastiada por la situación, y aprovechando la jubilación de Julia, Esther decide que no se quedará más en su casa. Julia se ve obligada entonces a dejar nuevamente sus anhelos en espera para quedarse al cuidado de su madre. Para ayudarle contratará a Miguel, un experto cuidador, que se convertirá además en su confidente y su único amigo. Atrapada en la nueva situación, Julia tratará de encontrar una salida.