La compañía presenta en la feria tecnológica sus últimos avances para satisfacer las necesidades concretas de los clientes a la hora de trabajar con señales de vídeo.

En el entorno actual, donde nos invaden los estándares (MPEG-2, MPEG-4/AVC, HEVC, AV1,…) y los acrónimos de nuevos protocolos de transporte (Zixi, SRT, RIST, …) se precisa contar con empresas con funciones específicas dentro de la cadena de valor que aporten, realmente, conocimiento para aconsejar al cliente acerca de su necesidad y presupuesto concreto.

Con ese espíritu nació Tmediat, el de aconsejar y proponer soluciones que puedan representar la completa satisfacción de las necesidades de sus clientes en el campo de codificación y distribución de video.

Podríamos elegir muchos temas de los que hablar acerca de la codificación y transporte de señal, pero con ánimo de focalizar en temas concretos, hablaremos solo de estos tres temas:

Contribución y distribución con calidad broadcast por internet
• Sistemas de gestión y control
• Codificación de alta densidad

Contribución y distribución con calidad broadcast por internet

Hace tiempo que se viene hablando de la contribución/distribución de contenidos a través de internet, bien sea a través de la nube (cloud) o bien a través de equipos concretos ubicados en casa del usuario. Inicialmente las grandes productoras de Hollywood, no querían ni oír de hablar del tema, celosas de sus derechos. Pero el tiempo ha demostrado que las diversas propuestas para este cometido tienen un impacto directo en el negocio de los operadores audiovisuales. Los ahorros que se pueden lograr, ya sean como fuente primaria o como backup de la señal principal, son considerables a medio y largo plazo.

La primera compañía que ofreció al mercado una solución sólida y fiable fue Zixi. Creando un ecosistema de partners que incorporaban su tecnología embebida en codificadores y decodificadores (Ericsson, Harmonic, Ateme, etc.) o incluso en videocámaras, JVC, esta propuesta ha crecido exponencialmente ahsta tal punto que Amazon Web Services (AWS) es el estándar que usa para subir y bajar contenidos de su nube con calidad broadcast.

En la IBC del año pasado se presentó la iniciativa opensource de la Alianza SRT, promoviendo una aplicación de código abierto para transporte de señal sobre redes públicas (internet) con miembros tan importantes como EBU, Avid, Ateme, Mediakind o Harmonic.

Tras esta iniciativa surgió la iniciativa RIST con el mismo objetivo, pero poniendo el foco en la tan necesaria interoperabilidad.

Sistemas de gestión y control

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los usuarios, es la necesidad de disponer de un sistema de gestión y control capaz de lidiar con los avances tecnológicos que permita ir incorporando nuevos elementos. Adicionalmente, las soluciones propietarias de algunos fabricantes, no permiten la incorporación, o esta resulta bastante dificultosa, de elementos ajenos al propio fabricante.

Cada fabricante hace su aproximación al problema de una manera distinta, intentando asegurar la evolución de su plataforma. Tarea bastante compleja que precisa de muchos recursos. Ateme, partner de Tmediat, lo ha resuelto de la manera más inteligente posible. Aliándose con el líder mundial de sistemas de gestión y control (Network Management System) que dispone de +5.500 drivers, tanto de equipamiento actual como de equipamiento obsoleto; permitiendo una evolución sin problemas de cualquier tipo de sistema de operación y distribución de video.

Codificación de alta densidad

Uno de las principales aportaciones de la evolución de la tecnología es la de conseguir ahorros para los operadores de telecomunicaciones. Unas veces estos ahorros vienen de la mano del desarrollo de componentes, cada vez más estándares, con mayores niveles de integración.

Este es el caso de Ateme que permite codificar hasta 60 canales de video HD en un servidor de 1U, lo que permite, no solo ahorrar en consumo de energía, sino en espacios de rack.
Para otras aplicaciones, como por ejemplo contribución, los niveles que se alcanzan hoy en día permiten disponer de hasta 20 codificadores de contribución en 2U.