Los 150 trabajos nacionales e internacionales acogidos por la Isla en 2018, desde largometrajes a documentales pasando por programas de televisión, series o anuncios publicitarios, dejaron unos ingresos de 28,8 millones de euros, una cifra récord desde que la Tenerife Film Commission (TFC) los contabiliza. Además, las producciones emplearon a más de 2.600 profesionales locales entre técnicos y extras.

Alberto Bernabé (izquierda) y Ricardo Martínez durante la rueda de prensa para el balance de 2018 en relación a los rodajes en Tenerife.

“En los 18 años de historia de la Tenerife Film Commission hemos conseguido que un sector que antes no existía, el audiovisual, se haya convertido en un referente y que se haya articulado un tejido empresarial potente que es reconocido tanto a nivel nacional como  internacional”, declaró ayer en una rueda de prensa el vicepresidente y consejero de Turismo del Cabildo, Alberto Bernabé.

Durante el acto se destacó al auge de la animación, los videojuegos y los efectos visuales, que ya dan empleo a más de 300 personas.



¿A qué se debe el éxito de Tenerife? “Se ha sabido crear un ecosistema basado en el apoyo a las empresas del sector, la formación de los jóvenes, promoción y el apoyo a eventos, como es el caso de  creación de los Premios Quirino de la Animación Iberoamericana”, afirmó Bernabé.

Presentando los datos estuvo también el director de la Tenerife Film Commission, Ricardo Martínez, que se encargó de desglosar los rodajes realizados durante el año pasado, destacando las categorías más numerosas: 61 rodajes fotográficos, 42 de publicidad y 13 programas de televisión. Además de 35 rodajes españoles, es muy notable el hecho de los 34 rodajes alemanas y los 33 del resto de la Unión Europea.

Las obras más mediáticas fueron las superproducciones estadounidenses Rambo V: The Last Blood o Wonder Woman 1984, atendidas respectivamente por las empresas de producción local Nu Boyana Canarias y Sur Film. Otros títulos grabados fueron Blanco en blanco (El Viaje Films), La viajante (Digital 104 y Volcano Films), El último arquero (La Mirada producciones), Some like it cold y Los Japón. Además, la serie Hierro (Portocabo, Movistar y Atlantique Productions y Arte) se rodó parcialmente en Tenerife.

Parque Nacional del Teide

Como decíamos antes, la animación ha avanzado de manera sustancial y siete empresas se han instalado ya en Tenerife. La reciente creación de la marca Tenerife Isla Cartoon refuerza la promoción de este camino.

En 2018 hubo tres largometrajes de animación realizados en Tenerife (Daily Fables, Hallowaiian y Black is Beltza), así como las series de televisión Emmy and Gooroo (2ª temporada), Crayons, Bat Pat y Sissi the Young Empress, y el cortometraje La historia de Lila. En total, dejaron unos 6,4 millones de euros.

La Montaña Chiniyeron en el municipio de Garachico.

La apuesta por la animación se complementa con los premios Quirino de la Animación Iberoamericana, que este año celebran su segunda edición de nuevo en Tenerife.

La TFC también impulsa los eventos relacionados con la industria que se desarrollan en la Isla, como Fimucité, Miradas Doc, Ficmec, Canary Islands Film Market, Bridging The Gap, Isla Calavera o el Festival de Cortos Villa de La Orotava.  En el exterior, ha asistido en 2018 a 14 eventos y celebrado más de 100 reuniones de ficción en festivales y eventos como Berlinale, Series Mania, Festival de Málaga, San Sebastián, Mipcom, Content London, jornada Green Screen o Ciclope Festival. En el ámbito de la animación, acudió a Kidscreen, Cartoon Movies, Cartoon Business, Annecy (CIF), 3D Wire y Gamescom.