El Observatorio Audiovisual Europeo ha realizado un estudio comisionado por la Asociación de los Directores de Agencias de Cine Europeas (EFADs) y en el que se analizan las normativas nacionales de 31 países europeos para conocer cómo promocionan las obras autóctonas y europeas. Cabe resaltar que la cuota de cine europeo en el mercado del viejo continente es del 27,5%, frente al 66,2% de cine estadounidense.

El pormenorizado estudio del Observatorio Audiovisual Europeo, que consta de 476 páginas, cubre 31 países europeos, que corresponden a los 28 de la Unión Europea más Islandia, Noruega y Suiza.

Las cifras del Observatorio muestran que el cine europeo representa el 27,5% del mercado cinematográfico europeo, palideciendo frente al 66,2% de las películas USA. Los episodios de series europeas de TV representan el 19% de los catálogos VoD de suscripción y el 24% de los títulos disponibles en los de VoD de pago por contenido.

Tras 30 años de esfuerzos de la industria europea para fortalecer sus contenidos audiovisuales, se han ido conformando una serie de medidas para facilitar la aparición de éxitos como Intocable, Borgen o La gran belleza.



Uno de los objetivos del estudio es apoyar a los Estados miembros en el proceso de transposición en la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual.

¿Qué normativas existen en los distintos países para proteger y potenciar el audiovisual europeo? Lo más común, presente en tres cuartas partes de los países, son las obligaciones financieras impuestas a cadenas de TV públicas así como otras más leves e incluso opcionales a cadenas privadas. En 10 de los 31 países estudiados, las obligaciones son también efectivas a las plataformas VoD. Normalmente, se efectúan como un porcentaje de su facturación o ingresos.

No todos los países tienen una definición de lo que es una producción independiente. En lugares como Bélgica u Holanda, se establece por cuestiones legales y financieras a partir de la separación con los broadcasters.

Es interesante también la normativa sobre el tiempo de emisión a trabajos europeos independientes. En un país como Austria se estipula que debe ser el 10% pero en Finlandia sube hasta el 19%.

Los autores del informe trazan tablas comparativas de unos países con otros. Se proporcionan resúmenes de las normativas legales de los 31 países, comprendiendo las obligaciones de inversión obligatorias, las tasas y los medios de promoción.

Asimismo, se profundiza en los distintos métodos de promocion y en los posibles cambios futuros que se están estudiando en cada país. En Dinamarca, por ejemplo, se está estudiando reemplazar las obligaciones de inversión en términos de porcentaje por un número fijado de películas que deben ser financiadas.

El estudio está elaborado por el equipo legal del Observatorio, en colaboración con los miembros de EFADs y los expertos nacionales de cada país. Además, Jean-François Furnémont, socio de Wagner-Hatfield, participó como autor colaborador.

 

Puedes descargar el extenso estudio aquí.