Frank Cuesta vuelve a DMAX este 2019 con dos ediciones especiales de Wild Frank Rescates (formato producido por Molinos de Papel para el canal), que verán la luz los domingos 10 y 17 de febrero a las 21:30 horas. En ellos, este amante de los animales tratará de concienciar a la audiencia de los peligros de viajar a países exóticos y aprovechar la ocasión para fotografiarse con animales salvajes, una práctica que fomenta el tráfico ilegal de especies.

Wild Frank

Este 2019, las cámaras de DMAX se trasladan nuevamente hasta la residencia de Frank Cuesta en Minburi (Tailandia). Es allí donde el activista y presentador tiene la base de su asociación en defensa de los animales y un refugio donde cuida de ellos hasta su puesta en libertad. Se trata de un arduo y peligroso trabajo del que serán testigos los espectadores en DMAX los domingos 10 y el 17 de febrero a las 21:30 horas con el estreno de dos capítulos especiales de Wild Frank Rescates. El programa mostrará su lucha constante contra el tráfico ilegal y la explotación de animales y la importante labor de su asociación, que se encuentra situada en el ojo del huracán del tráfico animal.

Fiel a sus creencias y principios, Frank Cuesta realiza a lo largo de estos capítulos especiales todo un llamamiento al turismo animal responsable e insta a los turistas a hacer fotos de animales que se encuentran en libertad y no de los que están siendo explotados en numerosos puestos callejeros o parques turísticos de Tailandia. Cuesta ha realizado un claro llamamiento en este sentido: “no os hagáis fotos con animales, porque vuestra foto es una cadena perpetua para ellos”.

En estas dos nuevas entregas del formato producido por Molinos de Papel para DMAX también acompañaremos al herpetólogo en su lucha contra el tráfico ilegal de animales. El equipo viajará desde la residencia de Frank hasta la capital, Bangkok, para lograr frenar la salida del país de un extranjero que ha estado comprando costosas serpientes en el mercado negro. Tras varios días de vigilancia es el momento de actuar en colaboración con la Policía. Será en propio Frank el que ponga contra las cuerdas a este turista que le llevará hasta su habitación donde se encuentra con una maleta con 15 de botellines de plástico dentro de los cuáles se encuentran las serpientes que pretendía sacar de Tailandia con rumbo a Europa. Especies venenosas y letales en su mayoría (como la víbora de ojos rojos o la serpiente turquesa) y cuyo precio en el mercado rondaría en su conjunto los 25.000 o 30.000 euros. Una historia que acaba con la detención de este hombre y el rescate de unas serpientes destinadas a formar parte de alguna feria de animales en Alemania. 

En la otra cara de la moneda, Wild Frank Rescates: el precio de una foto mostrará la labor de otras personas que luchan por el cuidado y la defensa de los animales. El programa recuperará algunas de las imágenes de su primera visita a la asociación de Frank Cuesta en Tailandia y los espectadores serán testigos del día a día en la vida de Frank y de todos los animales con los que convive el activista. Un cerdo, un pato, dos perros, un gallo, puercoespines, serpientes o lagartos, son solo algunos de estos animales a los que Frank considera su vida y el fruto de sus satisfacciones más personales.

 

A lo largo de los dos capítulos especiales de Wild Frank Rescates no faltarán tampoco diferentes dosis del peculiar humor de Frank Cuesta y la aparición fugaz de sus hijos para disfrutar en el calor del hogar de una cena muy especial junto a su padre.