Desde el principio el proyecto contó con la entrega de sus dos protagonistas, algo esencial en una historia de amor que se basa en la relación de una pareja, a través del tiempo. La película  triunfó en el Festival de Málaga y ha sido elogiada por la crítica.

Fotograma de ‘Sin fin’

Sin fin es una historia muy atractiva, pero no sin cierto riesgo, de un género que a pesar de resultar muy atractivo, no está de moda: el drama romántico, y con un añadido que lo hacía inédito en el cine español: los viajes en el tiempo.

Los hermanos Alenda se lanzaron a esta aventura tras haber triunfado con sus cortometrajes, prueba de ello eran los premios en festivales internacionales, pero también un Goya y varias nominaciones. Ahí están El orden de las cosas o Matar a un niño, pero dirigir un largometraje ya era otra cosa.

Para eso buscaron a José Antonio Hergueta, productor malagueño con una consolidada trayectoria en documental, a través de MLK Producciones, que ha coproducido internacional varias noches temáticas y largometrajes, principalmente documentales, aunque también ficciones como Andalucía, el segundo largometraje de Alain Gomis, director franco-senegalés que ganó hace un par de años la Berlinale.

Presentación de ‘Sin fin’ en el Festival de Málaga

Entre las películas coproducidas por Hergueta, a través de su marca para ficción, Producciones Transatlánticas, están Mar de plástico, de Silvia Munt, y Cenizas, comedia dirigida por Llorenç Castañer. Pero antes de abordar Sin fin, en paralelo al desarrollo del proyecto, produjeron juntos un cortometraje que adelantaba parte del argumento, Not the end, y que ha servido como laboratorio de pruebas para rodar, ya en el verano de 2017, el largometraje.

Desde el principio el proyecto contó con la entrega de sus dos protagonistas, algo esencial en una historia de amor que se basa en la relación de una pareja, a través del tiempo. La implicación de María León y Javier Rey ha sido vital y, al final, está teniendo sus recompensas para ambos. Javier, que ya había protagonizado Inertial love para los Alenda, se hizo con el premio Vibuk al Actor Protagonista en el pasado Festival de Málaga Cine En Español, donde Sin fin tuvo su primer encuentro con el público. Fue la película revelación del Festival, y sumó también el premio a la mejor ópera prima que concede ASECAN, además de una mención del jurado Sygnis. Luego ha caído también para Javier la nominación como mejor actor a los premios Feroz y para María la nominación en los premios del cine andaluz, que también concede ASECAN.

Original bus-movie

A estos reconocimientos se ha sumado la nominación al premio Goya a la dirección novel, que es el justo reconocimiento al riesgo creativo de José y César Esteban Alenda, en una película cuyo pulso narrativo no era fácil de construir, habida cuenta los saltos en el tiempo, el ritmo amoroso que diferencia a los dos protagonistas y sus momentos, y que toda la acción transcurre combinando dos viajes de sus protagonistas entre Madrid y la playa gaditana de Conil.

Una road-movie o, más bien, una bus-movie que atraviesa también el interior de Andalucía, principalmente municipios de la provincia de Málaga, donde la producción obtuvo diversos apoyos, además del patrocinio de Alsa y otras marcas.

La película también estuvo en la Seminci y en 2019 espera su estreno internacional

Junto a Producciones Transatlánticas, la producción de Sin fin ha contado con Solita Films y Elamedia Estudios, y sumó la participación de TVE y Canal Sur TV, además del apoyo del ICAA, Junta de Andalucía y Comunidad de Madrid, con participación de CreaSGR y distribución de Filmax.

Junto a Javier Rey, actualmente en la cresta de ola por su éxito en Fariña, que ha descubierto para el gran público al actor que ya protagonizaba Velvet (en Sin fin interpreta a su primer protagonista masculino en el cine), y María León, que sigue contando con el favor del público gracias a su personaje en la serie Allí abajo, pero también otros papeles en películas como Cuerpo de élite o Carmina o revienta, el reparto incluye también a Mari Paz Sayago o Juan Carlos Sánchez.

La fotografía es de Angel Amorós (El bar, Perfectos desconocidos), la música de Sergio de la Puente (El lince perdido), el sonido de Jorge Marín (Flamenco flamenco, Gernika), los efectos de Gonzalo Moyano  y el montaje es de uno de los hermanos que firman guión y dirección, César Esteban Alenda.

Tras su éxito en Málaga, donde también fue reconocida con el premio Blogos de Oro, Sin fin fue presentada en Valladolid, siendo la película seleccionada por TVE para su nueva gala en la Seminci, y ha participado en los festivales de Tudela y Almería, dedicados a óperas primas.

De cara a 2019, Sin fin espera su estreno internacional, y tanto los hermanos Alenda, que preparan su próximo largometraje, como Producciones Transatlánticas, involucrada en varias producciones, entre las cuales otra ópera prima, Polar, del director sevillano Alberto Palma con Macarena Gómez como protagonista para un thriller muy enigmático y personal.