La serie ha sido producida por 100 Balas en coproducción con Turner España. Diego San José y Juan Cavestany son los creadores de esta comedia dirigida por Víctor García León y David Serrano.


TNT
estrenará el próximo viernes 25 de enero Vota Juan, producida por 100 Balas (Grupo Mediapro) en coproducción con Turner España. La serie se emitirá todos los viernes, en doble episodio, y estará disponible justo después de su emisión en el SVOD de los operadores.

Creada conjuntamente por Diego San José (Ocho apellidos vascos) y Juan Cavestany (Vergüenza), Víctor García León (Selfie) y David Serrano (Tenemos que hablar) se han encargado de dirigir los episodios. La comedia está protagonizada por Javier Cámara y María Pujalte, complementando el elenco, Esty Quesada, Nuria Mencía,  Adam Jezierski, Joaquín Climent, Pedro Ángel Roca,  Mona Martínez y Yaël Belicha.

Ambientada en el mundo de la política española, Vota Juan se centra en la figura de un anodino ministro de Agricultura que, después de una serie de casualidades políticas que despiertan su ambición, decide presentarse a las primarias de su partido y poder así optar a la candidatura a la Presidencia del Gobierno. Intrigas de partido, envidias y crisis rodean a Juan en esta difícil tarea. Pero no estará solo durante el intento, ya que contará con la inestimable ayuda de su jefa de prensa, su jefa de gabinete y su asesor personal. Un equipo de campaña que, lo mismo que su líder, tratará de compensar su inexperiencia y falta de habilidad política con buenas dosis de picaresca e improvisación. ¿Conseguirá Juan llegar a La Moncloa?

Esta producción, que cuenta con ocho episodios, supone una de las primeras incursiones en España dentro de un género televisivo con una larga tradición fuera de nuestro país: la comedia política.

Javier Cámara admite que es una comedia en la que le ha tocado sufrir: “Es tremendamente divertida, los personajes están al límite y cuanto más sufran ellos, más disfrutarán los espectadores”.

Por su parte, Diego San José destaca la libertad con la que han contado los creadores para ir un paso más allá: “Los que hacemos comedia tenemos la obligación de sacudir al espectador. Nos movemos por unos derroteros que no son los clásicos en una comedia de prime time. Si recibimos tuits molestos querrá decir que lo estamos haciendo bien”.