La Fundación SGAE presentó ayer jueves el Anuario SGAE 2018 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales, un volumen que ofrece datos estadísticos básicos para caracterizar el sector cultural. Es ya la decimoctava edición de esta señera investigación, que se ha erigido como uno de los recursos básicos para conocer diferentes ámbitos del sector cultural.

El Anuario SGAE 2018, cuyos datos principales fueron presentados ayer por José Miguel Fernández Sastrón, presidente de SGAE; y Rubén Gutiérrez, director de Investigación y Desarrollo de la Fundación SGAE, ofrece información rigurosa y detallada sobre los principales sectores de las Artes Escénicas, musicales y audiovisuales, con decenas de miles de datos numéricos y 346 gráficos y tablas estadísticas.

Este estudio surge como resultado de un laborioso proceso de captura y tratamiento de datos, compilación de fuentes y análisis de esta información. Se analiza, en términos cuantitativos y estructurales, los siguientes sectores del panorama cultural: Artes Escénicas (teatro, danza y ópera), música clásica, música moderna, cine, música grabada, televisión, vídeo, radio y nuevas tecnologías.

En cada apartado se despliega un informe que analiza los principales datos de ese sector, destacando sus aspectos característicos a lo largo del año 2017 y aportando elementos para la comparación con el ejercicio de 2016.

En el campo profesional del Cine, el análisis refleja pérdidas en relación con el año anterior, concretamente, desciende un 1,5% el número de sesiones, un 2,2% los espectadores y un 2,3% la recaudación. Estos resultados suponen un freno a la recuperación iniciada en 2014.

Evolución de la recaudación en salas de cine entre los años 1968 y 2017 en España.

Si se comparan los datos con el año 2008, observamos que en 10 años ha caído un 21,9% el número de sesiones, un 7,2% los espectadores y un 4,9% la recaudación. Cabe decir, además, que en esta franja ha habido un efecto añadido, desde 2011, que es el aumento del IVA cultural al 21%, lo que ha repercutido en un descenso de los beneficios.

El Anuario SGAE 2018 también se hace eco de los datos del sector videográfico, que es uno de los más afectados no solamente por la crisis sino por otros factores, como la piratería.

De hecho, la comparación de los datos de 2017 con los de 2008 refleja un panorama desolador, pues el descenso es del 81,6%. Como decíamos, este desplome no es sólo fruto de la crisis, pues esta tendencia descendente se produce desde el año 2004. Los datos de 2017 frente a los del año anterior arrojan una pérdida del 36%. Además, cabe precisar que el 98% de la recaudación del mercado del vídeo en España corresponde a la venta, y solamente hay ya un 2% proveniente del alquiler.

Evolución de la asistencia a salas de cine entre los años 1968 y 2017 en España.

El consumo televisivo también es objeto de escrutinio para el anuario. Por quinto año consecutivo, la media de este consumo en España cae. Concretamente, durante 2017, descendió cinco minutos respecto de un año antes, alcanzando los 225 minutos diarios por persona. No obstante, los ingresos publicitarios crecieron un 1% respecto al año anterior, si bien se ha perdido un 30,5% desde 2008.

En el ámbito de los videojuegos, el sector ha mejorado sus cifras con respecto a 2016, con un incremento del 13,2% en los ingresos. Una subida que se nota especialmente en la venta de consolas pero también en videojuegos y periféricos y accesorios. El sector, sin embargo, tiene todavía camino que recorrer para recuperarse de las pérdidas de los últimos 10 años, pues las cifras de ingresos de 2017 son un 38,2% inferiores a las de 2008.

 

Puedes leer el Anuario SGAE 2018 a través de este enlace.