El Festival de Cannes completó ayer la sección oficial a concurso con tres nuevos filmes, que harán un total en 2018 de 21 títulos. Además, anunció otras películas que se podrán ver en el certamen francés, destacando, además de la inclusión del nuevo film de Lars von Trier, dos coproducciones españolas: El hombre que mató a Don Quijote de Terry Gilliam y Un día más con vida de Raúl de la Fuente y Damian Nenow.

‘El hombre que mató a Don Quijote’, una muy libre versión del británico Terry Gilliam sobre el texto de Cervantes, está coproducida por Tornasol Films.

Si bien seguirá sin haber ningún director español compitiendo por la Palma de Oro —la única cinta con producción española, Todos lo saben, la dirige el iraní Asghar Farhadi—, el Festival de Cannes tendrá algunos títulos de nuestro cine.

Hace unos días informábamos de la inclusión en el sección Quincena de Realizadores de Petra de Jaime Rosales y Carmen y Lola de Arantxa Echevarría, pero ayer jueves la organización completó la programación con nuevos títulos, incluyendo dos con participación española importante.

El film de clausura de la 71ª edición de Cannes, que se celebrará del 8 al 19 de mayo, será El hombre que mató a Don Quijote de Terry Gilliam, película que ha estado maldita durante lustros y que, por fin, va a salir a la luz. Esta producción de 16,6 millones de euros de presupuesto tiene participación española con Tornasol Films. Además, producen Kinology (que también lleva las ventas), Recorded Picture Company, Entre Chien et Loup y Ukbar Filmes en asociación con Alacran Pictures y con la participación de TVE, Movistar +, Eurimages y Wallimage. La distribución en salas españolas la llevará a cabo Warner Bros.

Rodada en inglés en España y Portugal, algunos lugares de rodaje han sido Segovia, Toledo, Aranjuez, Navarra, Zaragoza o Fuerteventura. Cuenta con numerosos profesionales españoles: Benjamín Fernández ejerce de director artístico, Roque Baños como compositor, Mariela Besuievsky es productora ejecutiva, Reyes Abades se encargó de los efectos especiales antes de su fallecimiento, y el maquillaje y la peluquería corre a cargo de Sylvie Imbert y Amparo Sánchez. Protagonizan la cinta Jonathan Pryce y Adam Driver, con presencia también de Stellan Skarsgard y Olga Kurylenko, así como actores españoles como Jordi Mollà, Óscar Jaenada, Rossy de Palma y Sergi López.

La película cuenta la historia de un anciano convencido de que es Don Quijote y que confunde a Toby, un ejecutivo publicitario, con su fiel escudero, Sancho Panza. La pareja se embarca en un viaje extraño, con saltos hacia atrás y adelante en el tiempo, entre el actual siglo XXI y el mágico siglo XVII. Poco a poco, Toby, como el infame caballero, se va contagiando de ese mundo ilusorio incapaz de separar sueño y realidad.

‘Un día más con vida’ cuenta el viaje del reportero Ryszard Kapuscinski a la guerra en Angola en 1975.

Además, en el apartado de proyecciones especiales habrá otro film con sabor español: Un día más con vida. Es una coproducción europea con origen en España y que se basa en la novela homónima del famoso reportero polaco Ryszard Kapuscinski.

Kanaki Films es la productora española y también hay participación de TVE, ETB y Movistar +, además del apoyo de ICAA, Gobierno Vasco y Gobierno de Navarra. Platige Films (Polonia), Walking the Dog (Bélgica), Wüste Film y Animationsfabrik (Alemania) son las otras productoras que auspician el film, cuyas ventas internacionales corresponden a Indie Sales. Un día más con vida será  distribuido en cines españoles por Golem.

Junto al polaco Damian Nenow, codirige este largometraje de animación Raúl de la Fuente, ganador del Goya al Mejor Corto Documental en 2014 con Minerita.

El relato sigue al propio Kapuscinski, reportero polaco, idealista y amigo de las causas perdidas. En 1975 viaja al frente de guerra en Angola, donde jóvenes soldados de Cuba, Rusia, Sudáfrica, Portugal y Angola luchan una guerra olvidada de repercusión mundial. Kapuscinski se embarca en un viaje suicida al corazón de las tinieblas.

 

Lars von Trier vuelve a Cannes

Tras los tres nuevos títulos anunciados ayer, serán 21 las películas que lucharán por la Palma de Oro de este año. Destaca principalmente la inclusión de The Wild Pear Tree del turco Nuri Bilge Ceylan, ganador de la Palma en 2014 por Sueño de invierno.

También han sido escogidas dos cintas que son el segundo largometraje de sus autores: Knife + Heart del francés Yann Gonzalez, que protagoniza Vanessa Paradis, y Ayka del ruso Sergei Dvortsevoy, director of Tulpan, que ganó en Una Cierta Mirada en 2008.

No obstante, lo más llamativo es, sin duda, la confirmación de la vuelta de Lars von Trier al Festival de Cannes. The House that Jack Built, proyecto del danés con Matt Dillon y Uma Thurman, y que sigue la vida de un asesino en serie durante 12 años, supone el regreso del controvertido cineasta al mayor festival del mundo.

En 2011, durante la rueda de prensa de Melancolía, hizo unos polémicos comentarios en relación con el nazismo que provocaron que el certamen le declarara ‘persona non grata’. Finalmente, ambas partes han hecho las paces y, aunque fuera de competición, el nuevo trabajo del artista será estrenado en Cannes.

Matt Dillon es el protagonista de ‘The House that Jack Built’ de Lars von Trier.

También es reseñable que el cine iberoamericano gana presencia en Una Cierta Mirada, pues se añaden Muere, monstruo, muere del argentino Alejandro Fadel y The Dead and the Others del portugués João Salaviza y el brasileño Renée Nader Messora.

Otras novedades son el hecho de que Donbass  del ucraniano Sergei Loznitsa, un habitual del festival, abrirá la sección Una Cierta Mirada el 9 de mayo, o las proyecciones de medianoche  Whitney, un documental del escocés Kevin Macdonald sobre la vida de la cantante Whitney Houston, y Fahrenheit 451 de Ramin Bahrani, con actores como Sofia Boutella, Michael B. Jordan y Michael Shannon, y que es una nueva versión de la novela de Ray Bradbury, ya llevada al cine en 1966 por François Truffaut.