En varias ocasiones hemos comentado en Cine&Tele  el éxito de la película de Oriol Paulo en China, donde recaudó 30 millones de dólares en cines.

No es de extrañar pues que la producción de Think Studio, Atresmedia Cine, Colosé Producciones y La habitación cerrada A.I.E, haya recibido el premio Xishang a la mejor representación cultural entre China y España. Unos galardones que se entregan hoy en Madrid y que se conceden a instituciones, personas y empresas, de diferentes ámbitos, que han creado puentes en las relaciones entre China y España.

El  thriller  protagonizado por Mario Casas, Ana Wagener, Jose Coronado y Bárbara Lennie tuvo una gran aceptación en el público chino, un éxito internacional que se extendió a otros países como Grecia, convirtiéndose en número uno durante varias semanas o en Corea, donde consiguió colocarse entre el top 5 en su estreno.

En nuestro país debutó a principios del pasado año, de la mano de Warner, con más de 570.000 espectadores y casi 3,8 millones de euros. Y aunque el resultado no estuvo mal, “visto la taquilla que ha tenido la película fuera, la recaudación en España tendría que haber sido superior”, tal y como comentaron Mikel Lejarza y Mercedes Gamero, presidente y directora general respectivamente de Atresmedia Cine.

Oriol Paulo también firmaba el guion de Contratiempo, película que contó con la colaboración especial de Francesc Orella, Paco Tous y David Selvas, y la participación de Iñigo Gastesi.

La historia gira en torno a Adrián Dorian, un empresario acusado de un asesinato del que se declara inocente. El exitoso empresario Adrián Doria contrata los servicios de Virginia Goodman, la mejor preparadora de testigos del país. En el transcurso de una noche, ambos trabajarán para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel. La aparición de un nuevo testigo de cargo amenaza con destrozar la estrategia de la defensa obligándoles a recomponer a contrarreloj las piezas de un puzle imposible.