La 19ª edición del Certamen Internacional de Cortos de Soria ha dado a conocer hoy que proyectará 220 cortos, 36 largos y distinguirá a Juanma Bajo Ulloa en una cita que se desarrolla del 12 al 26 de noviembre. Las proyecciones llegarán a más de 26 espacios en la ciudad y tendrá a México como país protagonista. También contará con la asistencia de representantes de otros 10 festivales nacionales e internacionales.

Este año el cineasta vasco Juanma Bajo Ulloa recibirá una distinción en Soria y México será el país invitado.

La concejala de Juventud, Inés Andrés, ha presentado la edición XIX del Certamen Internacional de Cortos Ciudad de Soria. La concejala ha estado acompañada por el director del Parador, Manuel Vieites, el director del Festival, Javier Muñiz, el delegado territorial de la Junta, Manuel López Represa, y el representante de la Asociación Gaya Nuño de Tardelcuende, Enrique García.

La concejala ha añadido que Soria sigue creciendo en el mapa cinematográfico y cada vez adquiere más protagonismo en el calendario autonómico junto a citas como la SEMINCI o el Festival de Medina del Campo.

“El festival sigue las líneas de años anteriores. La programación es muy amplia con la proyección de 220 cortos de 36 países, 58 en la sección oficial con 21 países representados. Además los trabajos son de gran calidad y la ciudad contará con 26 puntos de proyección y secciones paralelas y especiales como la referida a otras miradas con trabajos vinculados a los refugiados, la memoria histórica o con temática social bajo el título ‘En precario’”, ha indicado Javier Muñiz, director del festival.

La presentación del certamen ha permitido dar a conocer el catálogo y programa de la edición que arrancará el 11 de noviembre con su preestreno en el cine de Tardelcuende.

Juanma Bajo Ulloa recibirá la distinción del certamen. El cineasta vitoriano fue uno de los mayores valedores del cine español de los 90, con títulos prestigiosos como Alas de mariposa o La madre muerta, así como taquillazos como Airbag.

México será el país invitado y se podrán ver también obras de Mario Moreno ‘Cantinflas’, además de contar en Mariano Granados con una particular ‘cantina’ en la habitual caseta instalada en le céntrica plaza para llevar el cine a la calle.

El festival incluirá cine, pero también talleres como uno de videoclip, dos de animación y otro de creación, además de conciertos, 7 exposiciones, una performance, un videomapping, encuentros profesionales con ejemplos como la recuperación en Burgos para el turismo de un cementerio cinematográfico donde se rodó El bueno, el feo y el malo.