En la segunda jornada de la tercera edición de la Ventana del Cine Madrileño ha destacado especialmente la apuesta por la innovación y las nuevas narrativas gracias a una mesa ronda titulada ‘La Realidad Virtual: El futuro ha llegado’.  Los asistentes han podido escuchar los testimonios y experiencias de personas que están allanando el camino en este emergente formato, como los casos de Tatiana Delgado (Vertical Robot), José Luis Navarro (inMediaStudio), Rafael Celda (GAZ) y Víctor Sebastián Toldrá (Bail Out Immersive).

Mesa redonda sobre Realidad Virtual. De izquierda a derecha, Víctor Sebastián Toldrá, Rafael Celda, José Luis Navarro, Tatiana Delgado y José Luis Farias.

Las jornadas de la Ventana del Cine Madrileño, evento organizado por la Comunidad de Madrid y la Asociación Madrileña Audiovisual (AMA), siguen su curso en la Sala Ramón Gómez de la Serna del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Hoy viernes se ha producido un coloquio muy interesante con uno de los temas más en boga en los últimos tiempos: la realidad virtual. El debate, moderado por José Luis Farias, ha ofrecido diferentes perspectivas para intentar aclarar las todavía muchas dudas e incógnitas que suscita esta tecnología.

Farias, fundador del evento 3D Wire, ha aludido que la idea para la mesa redonda era “discernir por dónde van los tiros” en la Realidad Virtual. Es un mundo muy amplio en el que “hay cosas muy buenas pero también hay mucha gente que vende humo”.

José Luis Navarro es socio cofundador en inMediaStudio, una empresa especialista tanto en VR como, en general, en tecnologías inmersivas. La empresa tiene clientes importantes como Telefónica, Samsung, Santillana, Acciona o Fanta.

Al hilo de las distintas tecnologías disponibles en la actualidad, Navarro ha expresado que “todo el mundo debería tener en cuenta la convergencia digital”.

El representante de inMediaStudio ha mostrado un vídeo acerca de la experiencia en un proyecto con Misión Imposible. Ha recalcado, además, que “si la Realidad Virtual se tiene en cuenta desde el principio del proyecto, se puede integrar de forma armónica en el presupuesto”.

José Luis Navarro opina que el VR es una tecnología “muy frágil” con “una ventana de uso muy corta”.

A veces estas tecnologías acaban por no explotar porque se quedan en el ámbito más especializado o académico. “La tecnología de vanguardia como experimento está bien pero lo importante es si voy a poder tener disponibilidad y distribución”, ha señalado Navarro.

Navarro, que ha puesto como ejemplo de error típico la tendencia en VR a “poner cosas en todos los lados”, ha subrayado que “esta tecnología es muy frágil” y que “el gran problema es que cuando se crea contenido en VR, se tiene una ventana de uso muy corta”, debido a los cambios constantes de dispositivos.

De hecho, el cofundador de inMediaStudio cree que, ahora mismo, la realidad virtual sólo es negocio para los fabricantes de hardware. Hay un distancia todavía muy grande entre la tecnología y el público.

“Es el contenido lo que importa. Hay que crear contenido que utilice el medio de la forma más adecuada”, ha indicado Navarro, que opina que la realidad virtual “es mucho más empática para crear historias”, hasta el punto de que “sin contar una historia, puede ser capaz de generar muchas emociones”.

 

“El futuro va a ser una mezcla entre videojuego y cine”

En el debate también ha participado Tatiana Delgado, cofundadora y Director Design en Vertical Robot, que ha dado una visión más centrada en el ámbito de los videojuegos, en los que Delgado lleva trabajando quince años.

La cofundadora de Vertical Robot ha expuesto que lo excitante de la VR es que “es un campo nuevo en el que está todo por descubrir” y ha recomendado como inspiración para futuras narrativas las experiencias de los Walking Simulators.

Tatiana Delgado destaca especialmente, de la VR, “la presencia, la sensación de que estás allí”.

“Estamos aprendiendo mucho sobre interacción y sobre locomoción”, ha comentado, añadiendo que trabajan mucho para “solucionar cómo te mueves para no provocar mareos”.

Delgado, que ha mostrado imágenes de su proyecto Daedalus, ha resaltado que “algo que es brutal en la Realidad Virtual es la presencia, la sensación de que estás allí”. Aunque admite que “es un arma de doble filo” ya que “la gente está saturada de estímulos y es difícil reconducirlos a lo que te interese”.

A ese respecto, Rafael Celda, productor ejecutivo en GAZ VR —una productora y estudio creativo de contenidos para la realidad virtual—, cree que los mejores disparadores de atención son el sonido (“el sonido es importantísimo”) y la iluminación, así como la dirección en la que se mueven determinados personajes.

Celda se interesa por la VR porque “permite contar historias desde un nuevo medio”. En la Ventana del Cine Madrileño ha hablado de Ceremony, un cortometraje dirigido por Nacho Vigalondo que galardonado con el premio al mejor corto nacional en Realidad Virtual en el “Movistar Barcelona 360 Virtual Reality Fest”.

Rafael Celda produjo ‘Ceremony’, un cortometraje VR dirigido por Nacho Vigalondo .

En su opinión, “el futuro va a ser una mezcla entre videojuego y cine” y que “cada uno vea una película diferente”.

Consultado acerca de la monetización de la realidad virtual, Celda ha sido el más claro y ha asegurado que meterse en esto es “una apuesta”. “Esto es una ruida. Como el cine. Pero con el pequeño problema de que nadie sabe de qué va esto”, ha reconocido el representante de GAZ VR.

Víctor Sebastián Toldrá de Bail Out Immersive ha ofrecido un punto de vista más orientado a la actividad grupal. Su empresa lleva más de 20 años proporcionando actividades originales y exclusivas. Tan exclusivas como, por ejemplo, la sala Zero Latency que llevan en Madrid, que es un espacio único en Europa en el que en 200 metros cuadrados se puede disfrutar de una experiencia multijugador y completa con la última tecnología de comunicación inalámbrica y los sistemas de posicionamiento más avanzados.

Víctor Sebastián: “En las domes el espectador tiene toda la cúpula para observar, hay que pensar en todos los ángulos”.

En esta compañía están especializados en el segmento Full Dome. “La gran diferencia con la VR es que la narrativa es totalmente diferente y como el espectador tiene toda la cúpula para observar, hay que pensar en todos los ángulos”, ha manifestado Sebastián, que cree que “las domes te permiten ver el cine de otra manera”.

 

La segunda jornada termina con un encuentro con Localizadores Internacionales. Este evento, moderado por Samuel Castro (Film Madrid), congrega a Anna Coats (Estados Unidos) Klaus Darrelman (Alemanía) Brian O´Neill (Estados Unidos) Horacio Donoso (Chile) Peter Gluck (Estados Unidos) Pedro ‘Tate’ Aráez (España) Félix Rosell (España)y Jaime Maellas (España).

La edición termina el sábado 30, día en el que sobresale especialmente un Encuentro con casos de éxito de coproducciones internacionales. Adrián Solar (FIPCA) modera un coloquio con Pilar Benito de Morena Films, Sergio Gándara de Parox, Carlo D´Ursi de Potenza Producciones y Ben Von Dobeneck de Komplizen Film.