Así se desprende del informe provisional de MEDIA Salles, la iniciativa que cuenta con el apoyo del subprograma MEDIA de Europa Creativa y del Gobierno Italiano, que recoge información relativa a 35 países.

 

 

El cine está de enhorabuena. Según el último informe de  MEDIA Salles, la venta de entradas de cine en el territorio europeo durante el pasado año, aumentó un 2% respecto a las cifras totales alcanzadas en 2015.

Aunque se tratan de datos provisionales pertenecientes a 35 países, un primer análisis apunta que el pasado año asistieron a las salas de cine 1.276 millones de espectadores, lo que supone un incremento del 2 por ciento respecto a 2015.

Europa Occidental

El equilibrio sustancial que parece surgir de las cifras globales para Europa Occidental también esconde tendencias bastante desiguales en diferentes países, con algunos mercados aumentando su número de espectadores y otros registrando caídas más o menos marcadas.

Estas diferencias también se ven en los cinco principales mercados de Europa Occidental. Así Francia, mercado líder del continente, aumentó en más de 7 millones de espectadores, lo que supone un avance del 3,6 por ciento y con 212,7 millones de entradas vendidas. Tal y como apuntaba el informe de UNIC que publicamos el pasado jueves,  el país galo logra su segundo mejor resultado e los últimos 50 años.

2016 fue un año positivo para Italia donde, para las pantallas que funcionan por lo menos 60 días al año, y de acuerdo con las previsiones elaboradas por MEDIA Salles, el número de espectadores rondó los 112 millones de espectadores, un resultado que no se lograba desde 2010.

Igualmente el pasado año fue bueno para  nuestro país, con crecimientos del 6,0 por ciento y sobrepasando la barrera de los 100 millones de espectadores.

Menos suerte corrió el Reino Unido, donde se produjo un ligero descenso del 2,1 por ciento. Sin embargo, y a pesar de la leve caída, sus más de 168 millones de espectadores, le reafirman en su posición como el segundo mercado de Europa Occidental y, en términos de taquilla, alcanza un nuevo récord.

En cambio, la caída registrada en Alemania es más marcada. En 2016 el número de entradas se situó en poco más de 120 millones, un descenso del 13 por ciento. Pero no son todas malas noticias, la taquilla cruzó la marca de los mil millones de euros por cuarta vez.

Luces y sombras para otros mercados más pequeños, con descensos en Dinamarca (-2,8 por ciento), Suiza (-6,7 por ciento) y Austria (-10p por ciento), Luxemburgo (-4 por ciento) y Bélgica (-7 por ciento).

Grecia, Portugal, Suecia y Holanda mantienen el crecimiento estable que caracteriza a estos países desde 2008 y mantienen su posición. Por su parte Irlanda (+ 4 por ciento) y Noruega (+9 por ciento) son otros dos territorios que han experimentado crecimientos considerables.

Europa Central y del Este

En Europa Central y Europa del Este los resultados son en su mayoría favorables. En total, reunieron a un 28 por ciento más de espectadores que en 2015, algo en lo que tuvo que ver mucho Rusia. Y es que en este país, se vendieron 191 millones de entradas, un aumento respecto al año precedente del 8,8 por ciento.

Otros países con crecimientos superiores a la media fueron Lituania (+ 10,1 por ciento) y Hungría (+ 12,1 por ciento); precisamente, este último país concentró a 14,6 millones de espectadores. Para ver cifras similares, deberíamos retroceder hasta 2002. También es destacable el avance de Eslovenia (+14,s por ciento) y, especialmente, el de Polonia, con incrementos del 165 por ciento que dan como resultado el llegar a los 52,1 millones de espectadores.

Republica Checa bate su propio record, con 15,6 millones de entradas, lo que supone un crecimiento de un 20,6 por ciento. El informe preliminar de Media Salles también apunta crecimientos en Rumania, Chipre, Letoniaa, Estonia, Serbia y Bulgaria, aunque algo más discretos.

La digitalización en Europa alcanza el 97 por ciento

Como ya es habitual el informe de Media Salles aporta datos sobre la situación del proceso de digitalización. A lo largo del pasado año el número de salas con equipamiento digital continuó en aumento; así las primeras estadísticas disponibles muestran que Europa ha comenzado este 2017 con 37.700 proyectores digitales, lo que representa alrededor del 97 por ciento del total, pero a pesar de ese porcentaje, lo cierto es que aún hay 13 países cuya tasa está por debajo del promedio.

Así, mientras que algunos países, como España, Rumania y Turquía, han alcanzado ya el umbral del 95 por ciento y están a punto de concluir su conversión digital, otros, como Serbia, la República Checa, Eslovaquia, Estonia, aún deben dar el paso final en esta transición.

Informe elaborado por The Market Eye Team sobre datos provisionales de MEDIA Salles