Fundado en 1974 por Marin Karmitz, este grupo familiar, abrió su primer cine en Paris bajo la premisa de proyectar cine de calidad, en versión original. Con el paso del tiempo, Karmitz descubrió la importancia del cine en su entorno urbano como elemento básico cultural, lo que le llevó a abrir cines en distintas zonas de Paris. Ahora, el circuito MK2 opera más de 65 pantallas en Paris. 

mk2-cinesur

Con más de 65 pantallas en Paris, los cines de sello MK2 no han perdido la esencia con la que se crearon: cien por cien cine de calidad y proyección en versión original. Un circuito que ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías – todas sus salas digitalizadas- y a los nuevos modelos de negocio – en algunos de sus complejos, complementa la exhibición con tiendas de libros, DVD’s, gadgets, incluso textil -. Sin perder la esencia, Kartmiz se da cuenta de que un cine de calidad puede coexistir con uno generalista para conformar una cultura cinematográfica.

La mayor parte del circuito MK2, primer grupo exhibidor de cine independiente de Francia, está integrado por lo que la compañía denomina “circuito tradicional”, es decir, cines antiguos, monopantallas, que han sido reconvertidos en multisalas de entre 3 y 6 salas cada uno de ellos. Una peculiaridad del circuito es su horario, con sesiones que comienzan a las 09:30 de la mañana sin interrupción hasta la noche.

15052008-IMG_1700[1]

Tal vez la sala más emblemática de MK2 en Paris sea MK2 Bibliothèque, ubicada junto a la Biblioteca Nacional, por lo que representa: una apuesta por los cines dentro de las ciudades al margen de centros comerciales o, lo que es lo mismo, el cine urbano. Se trata de un complejo integrado por 20 salas de cine, que cuentan 3000 butacas, dos restaurantes y Le Store, una tienda en la que se pueden encontrar libros, DVD’s, etc.
Sin olvidar a MK2 Quai de Seine y a MK2 Quai de Loire, situados a ambas orillas del canal La Villete, que disponen de seis pantallas cada uno y totalizan 2.076 butacas por las que en 2014 pasaron 1,2 millones de espectadores.

Además, el circuito comercializa cinco salas de lujo, como la que existe en el club Silencio, con 24 butacas; o la sala privada del Palais de Tokyo, centro que exhibe el último arte contemporáneo. Espacios únicos, tanto por sus ubicaciones exclusivas como por el servicio que ofrecen: aforos reducidos, catering, … Estas salas, además, se alquilan puntualmente para la realización de eventos, donde el matiz de “gourmet cinematográfico” está siempre presente.

MK2_QUAI-DE-SEINE

La expansión

Cuando la segunda generación toma el relevo, el liderazgo pasa a Nathanaël Karmitz. Se mantienen como áreas de actividad la explotación de un catálogo con más de 500 títulos en propiedad, MK2 Agency como agencia de comunicación 360º y se apuesta por impulsar el área de la exhibición mediante un plan de crecimiento. En 2014 se materializa esta expansión, en la que, entre otras alternativas, se decide apostar por España como uno de los territorios más adecuados.

Así, se inician negociaciones con el Circuito CineSur y, el pasado mes de mayo, se formaliza la adquisición de nueve de las once unidades productivas del grupo español: con ubicaciones en Cádiz, Badajoz, Córdoba, Toledo, Málaga y Sevilla. En total, 110 pantallas y casi 23.000 butacas. De esta forma, llega a nuestro país la concepción de “cultura cinematográfica MK2” que gira, como se ha señalado anteriormente, en torno a la programación en versión original, la animación, el cine de calidad y la colaboración con todo tipo de agentes culturales.

Le-STore

Según Álvaro Postigo, director general de MK2 CineSur, el motivo de que la implementación en nuestro país se produjese a través de la adquisición de un circuito comercial, modelo en principio muy distante del original francés, se debe a la necesidad de “obtener, desde el principio, una masa crítica suficiente que nos permitiese actuar como actores principales dentro del mercado español, sin renunciar a la integración de la experiencia MK2 en Francia, esto es, cine de calidad con el acento puesto en el aspecto cultural”.

Actualmente MK2 CineSur está poniendo en marcha un plan de dinamización de sus locales mediante la celebración de todo tipo de actividades complementarias como conferencias, exposiciones, máster class sobre temas culturales, ciclos, festivales, … todo un abanico de posibilidades que conviven y potencian la actividad habitual del cine. “Poco a poco vamos implementando la V.O. en los cines españoles, poniendo especial cariño en potenciar el aspecto cultural del cine”.