La entidad  que aboga porque Ciudad de la Luz continúe como servicio del audiovisual, defiende que con una gestión profesional, los estudios ubicados en Alicante generarían beneficios el día después de abrir.

Plataforma de Apoyo a la Ciudad de la Luz, PACL, destaca en su blog  que los estudios facilitados por Films Commisions o por otros complejos de este tipo, avalan el importante impacto que genera en un entorno y en un país el lograr que en ellos se lleven a cabo rodajes. Para PACL, la respuesta está en relación con el factor positivo desde el punto económico y social, con  puestos de trabajo directos o indirectos, número de pernoctaciones, consumo, etc., y todo esto en un periodo de tiempo muy corto. En el caso de los complejos cinematográficos, este impacto es constante y redunda aún más en beneficio de sus residentes. 

 La entidad  apunta que hay películas que además generan uCiudad-de-la-Luzn impacto no sólo con respecto a su producción, sino que desencadena una serie de acciones o flujo de personas, fans de la película que se convierte en un beneficio adicional que ahonda en el entorno. Y como ejemplo se refieren a El hobbit, la superproducción de Warner Bros y MGM, dirigida  por Peter Jackson, que tuvo como escenario de rodaje Nueva Zelanda.

“Todos conocemos la locura que provocó en su momento esta película, pues la última parte de la trilogía se estreno el 17 de diciembre de 2014, lo que quizás pocos sepan es el esfuerzo que realizó la Administración de ese país para lograr el rodaje y como se involucró en temas como la promoción de la película”, señalan desde  Plataforma de Apoyo a la Ciudad de la Luz. “Y es que está película le ha generado a este país notoriedad frente a otros, ser un punto turístico de referencia para mucha gente que quiere visitar los lugares donde se rodó la película y lo más importante Dinero, Dinero, Dinero”, manifiestan.

Ciudad-de-la-Luz

Los integrantes de PACL destacan que España cuenta con un complejo,  para muchos el mejor de Europa, para la realización de proyectos audiovisuales; “sabemos los valores positivos que puede traer para el entorno, para el país, para el sector audiovisual en busca de su industrialización que después de tantos años remando contra corriente puede ahora comenzar a crear, sobre todo teniendo en cuenta de que tenemos grandes profesionales algunos muy valorados fuera de nuestras fronteras y por supuesto Dinerito, Dinerito que lo necesitamos y mucho para aumentar el consumo, puestos de trabajo no precarios, …”.

Así, se preguntan “por qué estamos en esta situación. Señores, toca plantarse, coger el toro por los cuernos, haciendo un símil a uno de las principales fiestas culturales de España, y actuar, luchar para que lo antes posible el complejo se vuelva a poner en marcha, que no marchite. Hay muchos problemas a su alrededor, uno de los más importantes, la falta de transparencia que está perjudicando mucho que empresas, profesionales puedan actuar o sacar un proyecto en relación al audiovisual viable. Por supuesto, no empresas que han salido de la nada o de reciente creación, sino empresas con consistencia y con un recorrido importante y que de sobra se conoce su trabajo y su labor en relación al audiovisual”.

Entre las  iniciativas que se están llevando a cabo, destaca la petición de firmas a través de  la plataforma change.org  para que las instalaciones mantengan la finalidad para la que fueron creadas.