A pesar de la situación tan crítica que está atravesando, el cine se configura como el espectáculo más demandado por los españoles; así se desprende del Anuario de Estadísticas Culturales 2013  elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que también apunta el peso significativo de las actividades culturales dentro de la economía española

Escuchar música, leer e ir al cine son, sin duda, las actividades culturales realizadas con mayor frecuencia por la población española, así se desprende del Anuario de Estadísticas Culturales 2013, elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que facilita el conocimiento de la situación de la cultura en España, su valor social y su carácter como fuente generadora de riqueza y desarrollo económico en la sociedad española.

Los resultados del Anuario de Estadísticas Culturales 2013 resaltan que la aportación del sector cultural al Producto Interior Bruto en 2011 se ha situado en el 2,7 por ciento  alcanzando el 3,5 por ciento se si considera el conjunto de actividades económicas vinculadas a la propiedad intelectual. Todos estos resultados resaltan el significativo peso de las actividades culturales dentro de la economía española. Puede destacarse en este sentido que tienen un peso superior en el conjunto de la economía al generado por los sectores de Agricultura, Ganadería y Pesca (2,5 por ciento), la industria química (1,1 por ciento) o las telecomunicaciones (1,8  por ciento) ese mismo año.

Pero los datos de la publicación no son muy halagüeños ya que indican que el total de empresas cuya actividad económica principal es la cultura se han reducido, pasando de las 103.320 de 2011 a las 101.342 del pasado año. Asimismo, financiación y gasto público en cultura presentan un descenso interanual cercano al 9 por ciento.

El gasto de los hogares en bienes y servicios vinculados a la cultura ascendió en 2012 a 13.371,1 millones de euros, cifra que representa el 2,6% del gasto total en bienes y servicios. El gasto medio por hogar en bienes y servicios culturales fue de 738,9 euros, y el gasto medio por persona se situó en 288,7 euros. Las componentes más significativas del gasto cultural son: Libro y publicaciones periódicas (16,5%), Servicios culturales (31,3%) y Equipos audiovisuales e Internet (44,7%). El gasto medio por hogar disminuye al descender el tamaño del municipio y toma su valor máximo en los municipios con más de 100.000 habitantes. Es superior a la media en las comunidades autónomas de Aragón, Islas Baleares, Cataluña, Madrid, Navarra y País Vasco.

Por lo que respecta al cine, según los resultados de la Estadística de la Cinematografía, en 2012 el número de películas exhibidas en alguna de las 4.003 salas de exhibición distribuidas por el conjunto del territorio nacional fue de 1.482 películas, el 31,8% de ellas fueron estrenos. El número total de espectadores se situó en 94,2 millones, con una recaudación de 614,2 millones de euros.

La cantidad total recaudada por el conjunto de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual en 2012 ascendió a 389,3 millones de euros, cifra que supone un descenso de un 20,6% respecto al año anterior. Por tipo de entidad, el 70,6% se corresponde con entidades de gestión de derechos de autor, el 18,4% con entidades de gestión de derechos de artistas, intérpretes o ejecutantes y el 11% con entidades de derechos de productores.

En 2012, el número de primeras inscripciones de derechos de propiedad intelectual realizadas en el Registro General de la Propiedad Intelectual ascendió a 32.682, destacando que un 73,6% se corresponden con obras literarias y científicas, y un 15,7% con obras musicales.

El Anuario también recoge otros parámetros, como estadísticas de Museos y colecciones museográficas, Bibliotecas, edición de Libros o turismo cultural.