El ICAA y la Spain Film Commission ofrecen interesantes datos sobre lo que aportan los rodajes en España a los diferentes sectores de la economía española: empleo, turismo o sector servicios son sólo un pequeño ejemplo de la relevancia de este sector industrial.

Todos los años hay un tema principal que ronda todas las mesas redondas y presentaciones que se realizan dentro de la agenda del Idustry Club del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. En este caso, además de retomar los temas de la piratería o cómo aprovechar las ventajas que el mundo digital ofrece al sector audiovisual, también se ha hablado largo y tendido sobre los incentivos fiscales para los rodajes en España. Un mecanismo que, tanto Susana de la Sierra, directora general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) como Carlos Rosado, presidente de la Spain Film Commission, consideran que es de vital importancia para atraer rodajes extranjeros o coproducciones con otros países. Medidas que reclaman al gobierno con urgencia.

“Es triste que el 80% de las solicitudes que nos llegan a las films commission en España para rodar películas en nuestro territorio no se lleven a cabo por falta de incentivos fiscales. Y el problema es que luchamos contra otros países muy cercanos, como Francia, que sí que los ofrecen y, por tanto, los productores se declinan  por esa opción, aunque les guste menos, porque económicamente les sale más rentable”, explicaba Carlos Rosado.

“Es necesario que, de forma inmediata, sectores públicos y privados consensuemos un plan de marketing y que se pongan en marcha diferentes incentivos fiscales, para que haya más rodajes o trabajo para el sector audiovisual en España”, continuaba Rosado.

Algo con lo que está totalmente de acuerdo Susana de la Sierra, quién añadía, tras la proyección de un excelente vídeo elaborado para la Spain Film Commission sobre todo lo que puede aportar España a los rodajes extranjeros, que “este vídeo ha tenido muy buena acogida allí donde se ha presentado- por ejemplo Canadá o Jerusalén- y enseguida nos han pedido información, siendo una de las primeras preguntas la de los incentivos fiscales”.

Aportación a la economía

Unas declaraciones, las de Susana de la Sierra y Carlos Rosado, que se explican por la gran aportación económica que ofrece la industria audiovisual a la economía española. “Cuando se rueda una película o cualquier otro producto audiovisual en España, no sólo se consigue crear un tejido empresarial de calidad, sino que además, también contribuye a la economía del país porque influye en el sector turismo y servicios”, aseguraba Rosado.

Uno de los ejemplos más claros es la inyección económica que va a suponer la última película que Ridley Scott está grabando en España (que posiblemente se llamará ‘The book of Exodus”) “y que se prolongará durante 3 o cuatro meses. Para ese periodo de tiempo, entre otras cosas, ya se han firmado 900 contratos de trabajo y se espera que se hagan 8000 más temporales. Además, sólo en alojamiento, comidas y vestimenta, se va a realizar una inversión de 7 millones de euros y la Seguridad Social recibirá 2.500.000 euros de ingreso, a lo que hay que añadir los 3.150.000 euros que recogerá el Estado (Hacienda)”, continuaba Rosado.

Durante su intervención, Susana de la Sierra también hablaba sobre el documento que está preparando el ICAA, precisamente, para poner en valor la importancia del sector audiovisual en y para España. “En estos momentos está en fase de borrador, pero esperamos poder terminarlo para finales de año. Entre algunos de los datos que ya tenemos recopilados, me gustaría mencionar el de la postproducción y es que de los procesos de elaboración de un proyecto audiovisual, el 39% del negocio de las empresas del sector es de postproducción, lo cual podría suponer una atracción para las empresas extranjeras, que confíen en la calidad de nuestros profesionales para venir a realizar esta fase de su trabajo a nuestro país”.