Informe NOTA – Eurodata TV Worldwide / Redacción

Amandine Cassi, Jefe de Investigación  y Julia Esperanza consultora de medios, ambas  de Eurodata TV Worldwide, han analizado el informe de NOTA sobre las tendencias internacionales de la televisión en lo que llevamos de  2013, que “en vista de la creciente competencia y en un clima de dificultades económicas la televisión, importante vínculo social,  continúa su transformación. Estamos viviendo un cambio en la variedad de programas que responde a las crecientes demandas del público”.

La nostalgia como elemento recurrente

La nostalgia puede ser un poderoso recurso para las cadenas que, además, anima a su proyección futura. Recordar y aprender lo vivido, puede ayudar a comprender nuestro origen y actualmente, el pasado está más presente que nunca en las pantallas de televisión internacionales.

Claro ejemplo de ello, es la serie británica Mr. Selfridge, producida por ITV Studios Global Entertainment, lanzada por el  visionario Harry Gordon Selfridge. El programa tiene una audiencia media del 21,9 por ciento en ITV, empresa de servicio público de televisión que opera varias redes comerciales de Televisión en Reino Unido.

En Suecia está teniendo igualmente éxito con una cuota de pantalla superior al 21 por ciento en la población comprendida entre los 15 y los 34 años, ratio que está cinto puntos arriba de la franja horaria.
 
Algo parecido ha ocurrido en Alemania con Hotel Adlon de Beta Film, saga familiar con el trasfondo de la Segunda Guerra Mundial que cuenta la historia de uno de los hoteles más prestigiosos del mundo. Emitida por ZDF, la serie ha ido creciendo en audiencia a lo largo de sus capítulos y en el final congregó a 8,5 millones de espectadores.

La creación o los orígenes del mundo y de las civilizaciones han sido temas recurrentes para las productoras que varias televisiones han emitido en la primera mitad del año. Algunas de ellas han batido récords de audiencia, como la miniserie La Biblia, de One Three Media, que en su primer episodio emitido por Canal Historia en Estados Unidos, reunió a más de 13 de millones de personas y superó a todas las grandes cadenas del país.

La Biblia también se convirtió en un éxtito en España, emitida por Antena 3 registó una cuota de pantalla del 23,6 por ciento, es decir, 12 puntos por encima del promedio de la cadena. 

En el campo de documental destacan The Story of all of us de AETN, que describe la evolución de la humanidad a través de importantes logros tecnológicos y filosóficos. En Meet the Izzards, de Zodiak Rights, el actor británico Eddie Izzard utiliza su propio ADN para indagar sobre la emigración de sus antepasados desde África a Europa.

Psicología televisiva: reflexión, introspección y otras extravagancias

Este mirar hacia atrás también abarca la introspección. La psicología es un tema que se explota en varias series como About Kate, emitida por  Arte en Francia, Historias de diván, en la argentina América y en Canal 1 de Israel o According to Robert en la holandesa Nederland 2.

Pero además, la risoterapia también ocupa un lugar central en las comedias en la primera parte de este año. Comedia y sketches animan a fantasear otra realidad, empujando lo irracional y absurdo de sus límites. En Estados Unidos, el grupo Viacom expone Nathan for You, sátira sobre el  coaching en televisión; mientras que en Australia, The Elegant Gentleman’s Guide to Knife Fighting (Jungleboys) duplica la media de la cadena en la franja de 18 a 34 años. Los daneses, burlándose de su propio  narcisismo, tiene a Europamestrene (Metafilm), hizo que el canal público DR2 aumentase casi el 60 por ciento la media de su promedio en su prime time.

¡Ha llegado la hora del recreo!

La diversión es el mejor antídoto contra la tristeza.  La televisión positiva que se ha venido desarrollando en los últimos meses, tiene su máxima expresión en los gameshows de esta mitad de temporada.

Ya sea jugando con amigos o familiares, los concursantes buscan ganar. Hasta 500.000 euros se puede logran en Cash Crash  (Shine International) o un millón de dólares en el nuevo formato Sure or Insure de Keshet International. En ambos casos, la suma se entrega  al comienzo del juego y los jugadores tienen que mantener la mayor cantidad posible, bien sea con su inteligencia o con su habilidad.

Más allá de los conocimientos generales, los juegos implican habilidades físicas de los candidatos. En Raid In The Cage, de Sony Pictures Television Distribution, un concursante debe responder a preguntas de cultura general que dan acceso a que su pareja obtenga premios, escondidos tras una puerta que tan sólo se abrirá por un tiempo limitado tras cada respuesta correcta. Este formato israelí se lanzó a principios de año y los primeros resultados le sitúan un 30 por ciento por encima de la media del canal. Además, ya ha sido renovada para una segunda temporada y cuenta con su adaptación en China y, en breve, en Turquía y Perú.

Por lo que se refiere a los próximos formatos,  productores y emisores están  intensificando sus esfuerzos imaginativos para crear propuestas que reúnan a la mayor audiencia posible. El concepto clave de The Million Second Quiz (All3Media International) es el exceso de premios en juego: el concurso tiene una duración de 12 días consecutivos, 24 horas de 24, y pone a prueba tanto la cultura general de los candidatos como su capacidad física; además permite que todo el país a participe a través de una extensa experiencia digital interactiva. Hasta 10 millones de dólares se ponen en juego para el ganador del concurso que se programará en la NBC el próximo otoño.

Contenidos cada vez más audaces y de alta gama

La competencia nunca ha sido tan feroz como ahora, por lo que la necesidad de destacar es enorme. Este aumento de la competencia es favorable en el proceso creativo, sobre todo cuando se trata de ficción. Estamos asistiendo a un cambio de categoría que opera en tres áreas complementarias: el talento de la gran pantalla, tanto delante como detrás de la cámara;  ambiciosas coproducciones internacionales; y series que constituyen por sí mismas eventos televisivos.

En los últimos meses los nuevos operadores, como Netflix, Amazon y Hulu han cambiado claramente las reglas del juego, tanto en términos de oferta como de hábitos. Mientras que en Estados Unidos el número de abonados a la televisión de pago está disminuyendo en favor de las ofertas SVoD, la lista de series originales que ofrecen estos últimos actores sigue creciendo. Tras la tan esperada House of Cards, con Kevin Spacey y Hemlock Grove, del director Eli Roth, Netflix ha lanzado la comedia Bad Samaritans  y pronto emitirá Orange is the New Black. Por su parte, Amazon acaba de confirmar la temporada completa de Betas y Alpha House, con John Goodman; mientras que Hulu ha puesto en marcha el western Quickdraw  y la serie animada Mother Up! que protagoniza Eva Longoria.

Frente a esta ofensiva, la televisión tradicional está orientándose hacia series de gama alta con grandes nombres, a la vez más originales y con una asunción de riesgos mayor en sus formatos, una estrategia que parece estar dando sus frutos entre los espectadores.

El cambio es especialmente notable en el género policiaco con coproducciones como Death of a Pilgrim,  de ZDF Enterprises, y próximamente Crossing Lines (Tandem Comunicaciones) a través de novelas de suspense como The Fall (Content Television / ZDF Enterprises) con Gillian Anderson (Expediente X) o el éxito comercial de la temporada, The Following (Warner Bros. Television Distribution), protagonizada por Kevin Bacon. La serie fue lanzada con éxito en diez países, incluyendo el canal británico de cable Sky Atlántic, en el que la audiencia ha ido creciendo desde el primer hasta el último episodio.

En España laSexta comenzó a emitir The Following hace tres semanas con resultados irregulares: en su primera semana el doble capítulo obtuvo unos resultados más que aceptables (8,6 y 9,6 por ciento) para la media de la cadena, pero en su segunda entrega la serie perdió fuelle promediando un 5,7 por ciento, y en la tercera se recuperó levemente (6,6 por ciento). Si bien es cierto, que gran parte de la caída pueda deberse a que Cuatro, canal competidor directo de la cadena de Atresmedia, programe el mismo día Homeland.

En términos más generales, mientras que el entretenimiento sigue brillando con luz propia, la ficción es cada vez más oscura creando universos únicos como la conspiración británica Utopia (Shine International) o Bates Motel, de NBC Universal International Television Distribution. Con 4,5 millones de espectadores, de los que 2,5 millones tenían entre 18 y 49 años, en el primer episodio la precuela de Psicosis batió  récords de audiencia para el canal de cable estadounidense A & E.

Nostalgia, introspección, atrevimiento son los factores claves de la programación de 2013. Estos nuevos y ambiciosos contenidos seducen y sorprenden a una audiencia más que nunca solicitada por los nuevos players de la era digital.