Según el Informe Anual de los Contenidos Digitales en España, el sector representa el 52,8 por ciento de los ingresos conjuntos de TV, cine, prensa y música.

El Informe Anual que elabora el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI), señala que la industria de contenidos digitales española facturó 8.553 millones de euros en 2011, lo que representa ya un 52,8% del total de ingresos del sector de contenidos en España (cine, música, prensa y televisión), y una caída del 4,2 por ciento respecto al año anterior.

Sin embargo, a pesar de este dato que rompe la tendencia creciente de los últimos años, la industria de los contenidos digitales ha destacado por su rápido crecimiento. Entre 2005 y 2011, la facturación de este sector ha aumentado un 15 por ciento.

Radio y televisión, con 3.733 millones de euros,  son los sectores que más ingresos generaron con el 43,6 por ciento del total, seguida del sector de cine y vídeo que, con 2.412 millones de euros, aportó al conjunto de la industria de los contenidos digitales el 28,2 por ciento de la facturación total. 

También es una parte muy importante para el conjunto del sector la publicidad online que con 899 millones de euros, representa el 10,5 por ciento de la facturación total. Por lo que se refiere al  software de videojuegos, representa el 4,8 por ciento, con 499 millones de euros; pero hay que tener en cuenta que  los datos recogidos por la Asociación de Editores y Desarrolladores de Software de Entretenimiento, aDeSe  solo contemplan distribución en caja de este producto. 

El Informe destaca que el futuro del sector de los contenidos digitales en España estará marcado por el rápido desarrollo de las redes de alta velocidad en los próximos años y despliegue de redes móviles de cuarta generación; el incremento de la competencia en los dispositivos de acceso, tanto en lo que se refiere a teléfonos móviles, tabletas, televisores conectados y set top boxes;  y la necesidad de crear estándares para estas nuevas plataformas de distribución que facilitarán el desarrollo de aplicaciones y la reducción de costes por parte de los proveedores de contenidos. 

Ontsi señala que el contenido es lo principal, por lo que el mercado girará en torno a quien disponga de los derechos de distribución y el modelo de optimización de distribución de los contenidos.