Eastman Kodak ha aceptado una oferta de financiación de 830 millones de dólares (642 millones de euros) de un grupo de inversores en bonos, para salir de la actual situación de bancarrota en el primer semestre de 2013, anunció la compañía.

La oferta de préstamo que sustituye a un paquete de financiación de 793 millones de dólares anunciado a principios de este mes y propuesto por Centerbridge Partners, OSG Capital Partners, UBS y JP Morgan Chase, publica Cinco Días. El nuevo préstamo permitiría participar a un conjunto más amplio de los tenedores de bonos, si bien podría incluir a los anteriores prestamistas.

La financiación está supeditada a la capacidad de Kodak para vender con éxito sus patentes de imagen digital por un mínimo de 500 millones de dólares. Este nuevo rescate debe ser aprobado por el juez Allan Gropper en el Tribunal de Quiebras de Manhattan de Estados Unidos, aunque aún no se ha fijado la fecha de la audiencia.

Antonio Pérez, presidente ejecutivo de la compañía, explicó en un comunicado que “el compromiso de financiación mejorada proporciona un vencimiento más largo, la disminución de las tasas y los precios y una mayor liquidez que en el compromiso se anunció previamente. Este es un voto de confianza en el futuro de nuestra empresa”.

Kodak  se declaró en quiebra en enero pasado, con la esperanza de que la venta de sus patentes permitiría una rápida aparición, pero las ofertas han sido inferiores a lo previsto. En el momento de declararse en bancarrota, la compañía registró una deuda de 6.750 millones de dólares, con un valor global de sus activos de 5.100 millones.