En el marco del décimo Encuentro  Cinematográfico franco-alemán , la FFA– German Federal Film Board y el CNC– Centre National du Cinéma et de l’image animée, han solicitado el stand by de las actuales  reglas de territorialidad de ayudas a la producción cinematográfica, hasta que no se encuentre una solución unánime a nivel europeo.

Peter Dinges, director general de la FFA y Eric Garandeau, presidente del CNC, han recalcado que “es fundamental adaptar las normas de competencia a las necesidades de la industria cinematográfica y no lo contrario”.

En el Rendez-vous Cinematográfico, al que  asistieron 300 productores franceses y alemanes, los directivos de las instituciones subrayaron que el sector cultural debe mostrar mayor flexibilidad y pragmatismo a las reglas del derecho de la competencia dictadas por la Unión Europea. Las restricciones y la armonización de los sistemas de ayudas estatales, tal y como las aplica la Comisión Europea, no favorecen la diversidad cultural, sino que ponen en peligro los objetivos nacionales y europeos desde un punto de vista tanto cultural como económico.

Dinges y Garandeau señalaron que en última instancia, está en riego la existencia misma de los mecanismos nacionales y regionales de ayudas al cine, algo que ya está provocando una falta de confianza entre los productores así como la vulnerabilidad de puestos de trabajo en el sector.  La cantidad, calidad y diversidad de la producción cinematográfica europea corre un gran riesgo si no se soluciona pronto este tema de una forma satisfactoria.