Grupo Secuoya ha cerrado 2011 con un EBITDA de 4,08 millones de euros, lo que supone un incremento de más del 60% respecto a 2010.La facturación ascendió a 24, 4 millones de euros, un 16, 3% más que el ejercicio precedente. La compañía ha registrado desde su creación en 2008 una tasa de crecimiento constante (TACC) del 51%.

Con estos resultados Grupo Secuoya consolida definitivamente su modelo de negocio gracias a la solidez del balance y la significativa generación de caja, que le ha permitido diversificar sus clientes e incrementar sus líneas de negocio, como la creación de nuevas compañías, y potenciar su posicionamiento líder en la externalización de áreas operativas de televisión.

ALTA GENERACION DE CAJA  Y UN RATIO DE DEUDA EXCEPCIONAL

La alta generación de caja ha permitido disminuir el ratio de deuda EBITDA a 1,1 en el ejericio 2011. En concreto la deuda financiera neta se ha situado en 5,6 millones de euros (4,5 millones de euros sin considerar La Ciudad de la Tele), todo ello pese haber invertido el ejercicio 2011 5,6 millones de euros de los cuales 4 millones de euros corresponden a inversiones en equipamiento técnico de la división de servicios, vinculadas al desarrollo de los nuevos contratos de externalización y al acuerdo de la ciudad de la tele, que garantizan una estabilidad y recurrencia de los ingresos del Grupo en el largo plazo

PREVISIONES 2012: FACTURACIÓN DE 52,4 MILLONES DE EUROS

En 2012 Grupo Secuoya prevé facturar 52,4 millones de euros y registrar un EBITDA de 9,5 millones. 

Para ello seguirá trabajando en la consecución de contratos de externalización de las áreas operativas de las cadenas públicas autonómicas, donde ya es un claro referente del mercado; e iniciará diversas operaciones de diversificación internacional.

Por su parte, el pasado 30 de marzo, Grupo Secuoya anunció el acuerdo suscrito con New Atlantis para la integración de ambas compañías mediante un canje de acciones. Tras la operación Grupo Secuoya integrará en una primera fase un 80% del capital social de New Atlantis y el actual socio de New Atlantis pasará a tener tras la ampliación de capital en Grupo Secuoya un 2,3%. 

Asimismo, Grupo Secuoya continuará desarrollando nuevos modelos de negocio para la producción de contenidos para televisión. En este sentido, Grupo Secuoya a través de su productora “Enminuscula”, que lidera la búsqueda y desarrollo de contenidos y formatos de televisión que permitan comunicar los valores de una marca sin computar como publicidad convencional (“branded content”), potenciará la explotación de un mercado incipiente que previsiblemente se desarrollará muy notablemente en los próximos ejercicios.

Por último, será un objetivo principal para el Grupo, la expansión internacional del negocio, planteada como un complemento a la estrategia global de desarrollo y crecimiento para diversificar mercados y mitigar el riesgo sector de un único país.

REVALORIZACIÓN DE LA ACCIÓN EN UN 4,76%

El ejercicio 2011 ha venido marcado por tres grandes hitos para la compañía. El primero de ellos, la salida  de Grupo Secuoya al mercado alternativo bursátil (MAB) en julio del año pasado. Desde entonces, la cotización de la acción ha experimentado un crecimiento del 4,76%. Un dato especialmente significativo en el actual contexto económico, ya que el índice IBEX Small Caps (selectivo de la mediana empresa en el mercado continuo) ha sufrido durante el mismo periodo una dura caída del 34,13%.

En segundo lugar, Grupo Secuoya ganó en enero de 2011 el concurso de gestión de los servicios informativos de la televisión y radio pública balear, IB3, por un importe de 44.940.000 de euros durante 4 años, prorrogables por 2 más. 

El tercero de los hitos fue el lanzamiento de la compañía de contenidos,  2blefilo, especializada en ficción tanto para el mercado nacional como internacional con formatos de series para el “prime time”,  “tv movies” y adaptaciones al mercado español.

EL ÉXITO DEL MODELO DE NEGOCIO DE SECUOYA

El éxito del modelo de negocio del Grupo Secuoya está basado en la diversificación de negocios dentro de la cadena de producción audiovisual, centrándose en los nichos de mayor crecimiento; la integración de los negocios diseñando productos transversales que dan un mayor valor añadido a los clientes; el rápido crecimiento orgánico sustentado en una estructura flexible y adaptada a la demanda; y, por último, el bajo nivel de endeudamiento que en momentos de restricciones de liquidez como los actuales supone una ventaja competitiva.