Las dos asociaciones de productoras de Baleares, APAIB y APROBA, han emitido un duro comunicado en respuesta a las declaraciones realizadas por el antiguo gerente de la televisión autonómica IB3, Francisco de Borja Rupérez en las que acusa de corrupción a determinadas productoras de estas islas y al departamento comercial de IB3. Los productores audiovisuales de las Islas Baleares se congratulan por su rápida sustitución y emplazan a Rupérez a que acuda a los tribunales si ha descubierto algún caso de corrupción.

Francisco de Borja Rupérez
Francisco de Borja Rupérez

Los productores acusan también al directivo de mentir, por haber afirmado que en el pasado ocupó altos cargos en TVE y han manifestado que están considerando la posibilidad de proceder judicialmente contra el antiguo directivo de la televisión balear, que ha permanecido aproximadamente un mes en su puesto.

Igualmente se ha insinuado que Rupérez mantiene relaciones profesionales o accionariales con personas del sector audiovisual, unas relaciones sobre las que, según las asociaciones, debería dar explicaciones.

‘… finalmente, solo queremos dejar claro que las productoras de Baleares lo único que queremos es trabajar para un Ente que haciendo las cosas bien hechas tiene mucho recorrido, y no sólo soportar una deuda de más de veinticinco millones de euros con IB3. Porque creemos en la cadena como herramienta de cohesión de nuestra comunidad y entendemos que, a pesar de la crisis, entre todos podemos encontrar la formula que permita hacer frente, finalmente, a esta deuda. Por esto resulta especialmente indignante que alguien trate de tergiversar completamente la realidad para tapar sus propias mentiras’, manifiestan los productores.