El PSIB compareció a principios de esta semana para defender una vez más la continuidad de Radio y Televisión de Mallorca. El partido socialista ha hecho pública una valoración de lo que costaría el cierre de la radiotelevisión de la isla: nueve millones de euros, teniendo en cuesta gastos directos e indirectos.

Los trabajadores de RTVM se manifiestan contra el cierre Según informa la agencia Europa Press, el mayor peso en estos cálculos estriba en los costes de despido de los trabajadores y cancelación de los contratos firmados con los proveedores y productoras audiovisuales, así como los gastos de la Seguridad Social.

Los consejeros socialistas han manifestado, también en el pleno del Consejo de Mallorca, su desacuerdo con el probable cierre del ente. También se ha abierto paso en el debate la futura situación de los despedidos y su complicada incorporación al mercado laboral en el archipiélago balear.