Ramón Jauregui, ministro de la Presidencia, respondió ayer públicamente a las diversas llamadas que se han sucedido en los últimos días para la puesta en marcha del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, el CEMA. Su creación está pendiente desde la aprobación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual y el Gobierno plantea ahora la creación del organismo estatal antes del verano.

El CEMA ha de ser el órgano dedicado a la supervisión del cumplimiento de la Ley General de Comunicación Audiovisual y de la imposición de sanciones para aquellos que no la cumplan. Parte de las atribuciones que tiene el nuevo organismo están siendo cumplidas hasta su constitución por la CMT.

Ramón Jauregui
Ramón Jauregui, ministro de la Presidencia
Según se ha revelado a la agencia de noticias Europa Press, el ministro de la Presidencia ha iniciado una ronda de contactos con las distintas formaciones políticas encaminadas a la puesta en marcha del consejo que tendría un estatus independiente de otros organismos, al igual que sucede ya ahora con la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Según la LGA, los miembros del CEMA deben ser escogidos por el Gobierno a propuesta del Congreso de los diputados por una mayoría de tres quintos y entre personas de competencia probada en sectores relacionados con la industria audiovisual. Si no se logra la mayoría de tres quintos en un período de dos meses, se pueden escoger por la vía de la mayoría absoluta.

La tramitación y puesta en marcha del organismo se ha visto entorpecida por las propuestas de varios grupos políticos de integrar el CEMA en la ya existente CMT y contribuir así a la política de ahorro de costes. No obstante, la voluntad del Gobierno es que el organismo tenga la condición que le atribuye la Ley. Así es reclamado por diferentes asociaciones de consumidores y teleespectadores, que acusan a las televisiones de incumplir de forma continúa sus códigos de autorregulación.