“Hacer documentales en España es un acto de heroísmo”, así de contundente se muestra José Manuel Novoa, uno de los directores de documentales del equipo de Explora Films. Esta compañía española, con 6 años de vida, es una referencia internacional en producciones de naturaleza, ecología, historia, arqueología y antropología, con una producción anual de aproximadamente cinco horas.

 

José Manuel Novoa Curiosamente, el 75 por ciento de su facturación procede del mercado internacional, un 54 por ciento de la Unión Europea, un 8 por ciento de Asia y un 6 por ciento de países del Este de Europa como Rusia. Sus productos además han traspasado fronteras tan complicadas como las de Norteamérica, Reino Unido, China o Nueva Zelanda, entre otras. En total, los documentales de Explora Films se emiten en más de 200 países de todo el mundo, incluyendo cadenas tan reputadas como France Televisons, ARTE, ZFF, RAI, Canal +, Channel One, Nacional Geographic Channel, Discovery Networks, Al Jazeera, History Chanel, Kultura Russia, etc.

 

En opinión de los responsables de Explora Films, en España solo se apoya a lo que ellos denominan ‘documental de autor’: largometrajes surgidos de la voluntad personal de un director, con una temática muy local que cierra las puertas al mercado internacional y que como mucho aspiran a estrenarse en las salas de cine españolas de manera muy limitada: “Pueden ser filmes muy interesantes pero son obras de francotiradores sin perfil internacional, ya que incluso su duración excede a la parámetros comerciales que se piden en el mercado internacional, donde solo se venden títulos de 52 ó 26 minutos’, aclara Novoa. Son precisamente este tipo de documentales los que cuenta con subvenciones por parte del ICAA y ante esta situación, Explora Films, junto a una decena de compañías del sector, han formado la Asociación del Documental de Historia Natural (ADHN), con la que pretenden denunciar la “invisibilidad” de este género en España de cara a instituciones y televisiones. “Explora Films tiene una gran credibilidad a nivel mundial, se nos respeta, competimos con los mejores y somos una compañía que exportamos la imagen de España, pero conseguimos más subvenciones fuera que en nuestro país”, apunta el realizador con más de 150 documentales a sus espaldas.

Otro de los problemas del sector, son las dificultades a la hora de levantar coproducciones internacionales: “para llevar a cabo una coproducción lo primero que nos exigen fuera es que una televisión de España apoye el proyecto. Como esto no suele suceder, es muy difícil involucrar a las televisiones extranjeras. Desconfían y se preguntan ¿si no te apoyan en tu país por qué te voy a apoyar yo? En mi opinión la televisión pública debe apoyar este tipo de productos, en casi todas las comunidades autónomas existe una mínimo sensibilidad excepto en Madrid”, comenta Oscar Portillo, presidente de Explora Films.

El coste medio de los documentales producidos por Explora Films ronda los 180.000 euros aunque en la actualidad la compañía se ha embarcado en un proyecto con un presupuesto de 500.000 euros (40.000 solo procedentes de las televisiones), sobre la civilización castreña en Galicia y el norte de Europa: ‘El legado celta’. “Hemos rodado con más de 300 figurantes y recreado un poblado de la edad del Bronce. Este documental requiere mucha postproducción porque incluye 3D e integraciones de imágenes”, apunta Novoa, director de este documental y de otros de gran éxito internacional como ‘El señor de Sipán’, premiado en multitud de festivales del mundo. “Hemos ganado algunos de los premios más prestigiosos del género y en España no se ha enterado nadie”, añade Fernando González, el zoólogo encargado de los documentales de naturaleza de Explora Films. González es autor de más de 170 documentales de este tipo, incluyendo obras tan prestigiosas como ‘Los herederos del Arca’, una serie que también ha acaparado varios premios nacionales e internacionales y que ha sido vendida a las televisiones de medio mundo, aunque TVE no la ha querido adquirir. Según Explora Films, Televisión Española paga unos 7.000 euros por un documental de 52 minutos preparado para emitir y 5.000 euros si no es de naturaleza, unos precios muy alejados de los mínimos exigidos de rentabilidad para las empresas que los producen.