Ayer, 31 de mayo, La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos presentó en Madrid el estudio ‘Observatorio de piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales’, realizado por la consultora IDC. El estudio analiza la piratería online de contenidos digitales en España y llega a la conclusión de que el volumen económico de los contenidos pirateados asciende a 5.121 millones de euros en el segundo semestre de 2009. Esto es el triple de los ingresos que generan actualmente las descargas legales de contenidos (1.653 millones de euros en el mismo periodo).

Aldo Olcese, presidente de La Coalición
Aldo Olcese, presidente de La Coalición

Si todo lo que se descarga de forma ilegal se pagase, el mercado de contenidos digitales podría ser tres veces mayor de lo que es actualmente. El valor de lo pirateado en películas asciende a 2.382,5 millones de euros; en música a 2.291,6 millones de euros; en videojuegos a 246,2 millones de euros, y en libros a 200,5 millones.

La tasa de piratería ascendió, en media ponderada, a un 76,0% sobre estos mercados en el segundo semestre del año, si bien, música y películas tuvieron tasas de piratería muy superiores, del 95,6% y 83,7% respectivamente frente a los videojuegos, 52,3%, y el 19,7% del sector del libro.

 

El estudio, además, hace una valoración sobre qué parte de esas descargas ilegales podrían llegar a convertirse en legales en función de la propensión de pago que muestran los consumidores. En este caso, el 58,3% de los usuarios de música se muestran dispuestos a pagar por el contenido, de lo que se deduce un mercado potencial de 1.338,2 millones de euros. En el caso de quienes se descargan contenidos audiovisuales, el porcentaje se sitúa en un 54,8%, que deriva en un mercado de 1.305,6 millones de euros. Las cifras en el caso de los videojuegos y los libros son menos abultadas: los usuarios de videojuegos se muestran dispuestos a pagar en un 59,3%, lo que supone 146 millones de euros de mercado potencial. En el mundo del libro el porcentaje es aún mayor y se muestran dispuestos a realizar descargas legales un 69% de los lectores, lo que supone un mercado potencial de 138,3 millones de euros.

En cualquier caso, el resumen del estudio recuerda que existen nuevos modelos de negocio legales en Internet que ofrecen contenidos gratuitos para el usuario y que podrían absorber parte de esta demanda de contenidos legales. Estos datos son, por tanto, más interesantes como constatación de que hay espacio para un mercado legal si se pone coto a la piratería online.

La encuesta muestra un alto uso entre los encuestados de las redes peer to peer (P2P), que llegan al 80%. La incidencia de esta práctica es especialmente acusada en la banda de edades comprendida entre los 16 y los 24 años, en la que el 92% de los individuos declara usarlas. La media en servicios de descarga directa es menor y se queda en un 43%, aunque de nuevo los más jóvenes parecen ser los usuarios más proclives y realizan este tipo de descargas en un 69%.

A partir de ahora este análisis se realizará de forma semestral, analizando el semestre pasado, con el objetivo de construir un barómetro para el análisis comparativo de la evolución temporal de la piratería de contenidos. La próxima actualización estará disponible en octubre de 2010, analizando el primer semeste de 2010 en el que estamos inmersos.