La Comisión de Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional ha aprobado ayer, 29 de junio, los códigos de conducta de los servicios SMS Premium y líneas 905. La comisión cumple así la normativa reguladora de los derechos de los usuarios de telecomunicaciones, que prevé la sumisión de estos servicios, como servicios de tarificación adicional, a una serie de códigos de conducta.

En la comisión que ha aprobado la regulación están representados, además de la Administración del Estado, las asociaciones de consumidores, los operadores de telecomunicaciones y los prestadores de servicios.

En los últimos tiempos han proliferado los servicios de contenidos a través del teléfono móvil, mediante los denominados SMS Premium. A estos servicios se accede mediante la marcación de un número corto y permiten tanto la descarga de contenidos (juegos, vídeos, politonos) como la participación en concursos, sorteos y programas de radio y televisión. Asimismo, también se ha extendido la utilización en los medios de comunicación de líneas 905 para propiciar la participación del público en concursos, sorteos y votaciones organizados por programas de televisión.

Frente a esta situación, el código de conducta de los servicios SMS Premium, de obligatorio cumplimiento para todas las empresas que presten estos servicios, fija estas normas:

Mensajes SMS

– La publicidad de los servicios: Toda forma de publicidad deberá incluir el precio del servicio, así como la identificación de su responsable. El código garantiza el carácter ‘legible’ de la publicidad: la información deberá figurar en caracteres estáticos y adecuados para su perfecta visualización.

Un usuario de un teléfono móvil – Mensajes SMS informativos para el usuario: Cuando un usuario solicite uno de estos servicios, el prestador estará obligado a enviarle un SMS en el que le informe de su precio y de la identificación de la empresa responsable. Si se trata de servicios de precio superior a 1,20 euros (de suscripción o para adultos), este mensaje informativo será previo a la contratación, con lo que sólo si el usuario lo acepta expresamente podrá prestarse el servicio.

– Normas para la especial protección de los menores:
· Se establecen horarios específicos para la publicidad y el funcionamiento de servicios dirigidos a menores.
· Asimismo, se establecen también unos horarios determinados en servicios dirigidos a adultos, en línea con la regulación de los espacios televisivos.
· Se regulan las publicaciones en que puede aparecer publicidad de servicios para menores o para adultos.

– Normas específicas para concursos: Los concursos deberán contar con las correspondientes bases depositadas ante notario. Si un voto o una participación de un concursante se reciben fuera de horario, sólo se le podrá facturar el importe de un SMS de texto, sin la parte de tarificación adicional correspondiente al hecho de votar. En los programas de televisión, mientras que se anuncie el número telefónico para participar, deberá figurar en la pantalla en todo momento su precio además de la identificación del prestador de servicio.

– Normas específicas para servicios de suscripción. El código regula la terminología para contratar y cancelar estos servicios. La contratación se realizará sólo mediante la palabra ‘ALTA’, que no podrá usarse para otros servicios. Para cancelar la suscripción bastará con la palabra ‘BAJA’. Además, estará prohibido que la empresa continúe con la suscripción si ha recibido ese mensaje.

Números 905

En cuanto a la regulación de la utilización de los números telefónicos 905, se ha procedido a modificar el código de conducta actualmente vigente para números 803, 806 y 807. A partir de ahora, los concursos que hagan uso de este tipo de números deberán cumplir con la normativa sobre publicidad del código. Entre otras cosas, deberá figurar siempre, y en caracteres estáticos, el precio y el prestador del servicio.

Además, en los concursos que consistan en la participación del público a través de llamadas a un número 905 será obligatorio que aparezca un rótulo informativo sobre el número de llamadas recibidas en los últimos diez minutos. De este modo, el usuario estará informado sobre el número de participantes y sus posibilidades de acceder al programa.

Finalmente, se prohíbe la utilización de números con tarificación adicional (a través de cualquiera de los prefijos que se utilizan) para los servicios de atención al cliente o posventa, vinculados a la adquisición de bienes o servicios.

Este Código entrará en vigor tres meses después de que la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) asigne los nuevos números 905.

 

El eventual incumplimiento de las obligaciones del código de conducta podrá denunciarse. Si se constata que ha habido incumplimiento se le retirará al prestador del servicio el número con el que haya cometido la infracción. La vigilancia del control del cumplimiento del código corresponde a la Comisión de Supervisión de Servicios de Tarificación Adicional.