Telecinco ha visto denegado el recurso de casación que había interpuesto ante la Sala Civil del Tribunal Supremo a una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid en el año 2000. Dicha sentencia daba la razón a la FORTA, la Federación de Organismos de Radio Televisión Autonómica, en relación con la compra de derechos para la retransmisión de acontecimientos nacionales en exclusividad por parte de las televisiones autonómicas y por la contratación conjunta de espacios publicitarios.

Telecinco consideró en su día que esta compra de derechos en exclusividad por parte de las televisiones autonómicas vulneraba el derecho de los telespectadores de otras comunidades autónomas donde la señal de la FORTA no llegase. Telecinco, ante el primer revés en su contra de la Audiencia Provincial, recurrió su decisión por considerar que su sentencia era ‘contraria a derecho’ e interpretaba incorrectamente la ley del ‘Tercer Canal’, que regula a las televisiones de ámbito autonómico.

Sentencia judicial contra Telecinco

El Tribunal Supremo, finalmente, ha concluido que no existen contradicciones entre el fallo dictado y la argumentación que se detalla en él. Uno de los problemas que han vivido los implicados en el conflicto legal radica en que, al margen de los derechos de retransmisión, existía una batalla más o menos manifiesta por los mecanismos aplicados por la FORTA de negociación conjunta de sus tarifas publicitarias ante los anunciantes y las agencias. Los dos argumentos se han visto mezclados de forma continua a lo largo de todo el proceso judicial.