El Real Decreto que debe desarrollar la Ley del Cine reabre heridas recientes en el sector audiovisual

Varias asociaciones muestran sus disconformidad con el borrador del reglamento remitido por el ICAA.

Aunque la Ley del Cine parecía un capítulo cerrado, nada más lejos de la realidad. El borrador del Real Decreto que debía desarrollar dicha normativa ha vuelto a despertar viejos fantasmas, o quizás no tan viejos. Varias asociaciones gremiales han criticado las carencias de este Real Decreto, un reglamento que, en algunos casos, se presenta como la última oportunidad que les queda para hacerse un hueco en la Ley.

Un conflicto que no cesa. Como ha sido la tónica dominante en todo el proceso de la Ley del Cine los primeros en aparecer para mostrar su disconformidad fueron los productores. De todos modos, en su comparecencia ante los medios Pedro Pérez quiso dejar claro que el borrador de este Real Decreto es simplemente eso, ‘un borrador’ y, por tanto, susceptible de ser cambiado y mejorado.

El presidente de FAPAE quitó hierro al asunto y explicó que en ningún momento desde la Federación se ha pedido que se paralice la el desarrollo de la Ley, ya que su intención es que se agilicen los trámites para que el texto este totalmente operativo el próximo mes de septiembre. ‘Creemos que la Ley es ambiciosa y moderna y por esa razón requiere un desarrollo ambicioso y moderno’, apuntó.

Pérez comentó que habían detectado varias carencias en el borrador lo que les había llevado a realizar una serie de alegaciones. Entre ellas destacó la necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos teniendo en cuenta las nuevas formas de explotación audiovisual (Internet, telefonía móvil…). También desde la Federación de Productores piensan que los mecanismos para desgravación fiscal con el fin de atraer capital ajeno al cine deben ser mucho más transparentes y que en este punto nada debe quedar al libre arbitrio.

A su juicio, el borrador además requiere modificaciones en los apartados de subvenciones y piratería, ‘asunto éste donde se debe ser mucho más contundente’, declaró. Otros cambios sugeridos por FAPAE tienen que ver con las coproducciones y la conversión del ICAA en una Agencia Estatal, un compromiso que la Ley dejaba muy claro y que el borrador pasa por alto. Existen otros temas técnicos que no recoge el borrador del Decreto para el desarrollo de la Ley como las situación de las TV Movies y la animación y el registro de la obras audiovisuales que para el presidente de FAPAE son los verdaderos activos de las productoras. ‘El desarrollo de la Ley va a marcar las reglas del juego de los próximos años por eso es muy importante. Estoy convencido de que el Real Decreto va a variarse para ajustarse a la normativa’, concluyó Pedro Pérez.

Ver artículo completo (versión en pdf).