Los estudios de Hollywood han presentado una oferta en la negociación que están llevando a cabo con los sindicatos de actores de Estados Unidos para evitar que se vuelva a producir una huelga similar a la de los guionistas que paralice de nuevo la industria audiovisual norteamericana. La Alliance of Motion Pictures and Television Producers (AMPTP) ha hecho pública una oferta que supone un incremento del beneficio para los intérpretes de unos 250 millones de dólares.

Al contrario de lo sucedido en el conflicto laboral que se vivió hace unos meses con los guionistas, el sector profesional de los actores se encuentra dividido entre varios sindicatos que muestran diferentes posturas con respecto de la huelga. El sindicato mayoritario Screen Actors Guild (SAG) se muestra más proclive a llegar a la huelga, mientras que otro más minoritario, el American Federation of Television & Radio Artists (AFTRA) ya se había acogido a un acuerdo anterior y no es partidario de paralizar la actividad de sus afiliados. La falta de un único criterio a la hora de enfocar la negociación puede llevar a que la misma se prolongue aún más.

Entre tanto, el actual marco laboral que guía las relaciones entre actores y productores está a punto de expirar sin que se haya llegado a acordar el nuevo acuerdo que lo sustituya. De momento, los actores siguen trabajando aunque la Alliance of Motion Pictures and Television Producers denuncia que parte de las producciones se han paralizado ante el peligro de que queden interrumpidas a la mitad del rodaje.