San Sebastián ha sido escenario, durante los primeros nueve meses de 2007, de 112 rodajes. Estas producciones han contado con la colaboración de la Donostia Film Commission, gestionada por la empresa pública Fomento de San Sebastián.