FAP, la Federación para la protección de la Propiedad Intelectual, ha notificado la culminación de una operación policial durante el mes de agosto de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid contra las organizaciones que se dedican a la reproducción de obras cinematográficas y musicales para su posterior distribución mediante la venta ambulante.