De los 220.000 consumidores españoles se han dado de alta en alguna de las modalidades que existen de televisión de pago en lo que va de año, casi la mitad lo han hecho con Imagenio, mientras que el resto de televidentes se reparten entre la televisión digital por satélite de Digital +, la televisión por cable de Ono y la televisión a través de ADSL de Jazztel, Orange y Superbanda.De los 3,6 millones de usuarios de TV de pago que hay actualmente, más de 300.000 son ya de Imagenio, y de éstos 98.000 se han incorporado desde enero de 2006. Según datos de Telefónica, esta bonanza se debe no sólo a su política de refuerzo de flancos como la programación infantil, o el precio de los partidos de fútbol, sino a la competitividad de su vídeo bajo demanda, cuyas posibilidades de interactividad están muy lejos todavía para el satélite o la distribución terrestre. Además, la flexibilidad de la oferta, de manera que casi cada cliente diseñe su propio Imagenio, resultan muy atractivas para el público. El año que viene, sin embargo, Imagenio tendrá que lidiar con un nuevo competidor: la televisión digital de Ya.com.