La TDT sigue avanzando en el 2006

El
lanzamiento de la TDT en noviembre de 2005 con una parrilla de 20
canales formados por TVE (5), Antena3 (3), Tele5 (3), Cuatro (3), Net
(2), Veo (2) y la Sexta (2) ha sido un éxito en la oferta que ha
llegado a los espectadores de la TDT y en la aceptación de esta
tecnología por parte del público. Ya hay más de un millón de receptores
vendidos y se espera que a final del 2006 se pasen los dos millones de
receptores en los hogares españoles.

El proceso de
lanzamiento de la TDT que ha empezado de forma exitosa debe continuar
avanzando, especialmente en la antenización para que el porcentaje de
población que accede a la TDT sea cada vez mayor. En el ámbito
autonómico, aquellas CCAA que disponen de canal de TV en analógico,
deberán disponer también de cobertura TDT en el 80% de su territorio.
Gran parte de estas comunidades tienen ya desplegadas sus redes, y en
el resto de los casos se prevé el despliegue de red durante este año.

El papel de la televisión local

La
televisión local forma una parte muy importante de la TDT. Algunas
comunidades ya han adjudicado las licencias de TDT local, otras están
pendientes de la adjudicación, y el resto de comunidades están a punto
de publicar los concursos. Todo ello nos permite pensar que durante el
segundo semestre de este año iniciarán las emisores en TDT gran
cantidad de TV locales según los compromisos adquiridos por éstas para
acceder a una adjudicación.

El inicio de las emisiones de
TDT local es actualmente una oportunidad de aprovechar el impulso que
la campaña de lanzamiento de la TDT nacional supondrá en el proceso de
antenización y oportunidad también de igualar las condiciones de
recepción en casa del espectador a las de las TV nacionales y
autonómicas.

Esto implica una necesaria renovación
tecnológica de la TV local que será necesaria en el ámbito de la
difusión pero que puede extenderse también a otros ámbitos de la
cadena, siendo previsible que muchas TV aprovechen este momento par
acometer la digitalización de sus plataformas de producción. Como
complemento al servicio de difusión y gestión del múltiplex, Abertis
Telecom se propone facilitar al máximo el proceso de creación o de
digitalización de una televisión local mediante una solución de
televisión digital integral, un sistema de TV sin cintas en el que los
contenidos se archivan, editan y emiten en un entorno totalmente
digital permitiendo al máximo la automatización de procesos y
alcanzando los mejores resultados, con soluciones adaptadas a las
necesidades de cada radiodifusor.

La migración de la audiencia, un camino sin retorno

El
espectador que dispone de receptor de TDT en una zona con cobertura de
los canales nacionales y autonómicos difícilmente sentirá la necesidad
de apagar el receptor para ver los canales locales que se emitan
únicamente en analógico. Por lo tanto, para mantener la audiencia de
todos los radiodifusores, es recomendable una emisión uniforme en
tecnología digital, facilitando al espectador los contenidos que en
cada momento demande, ya sean de ámbito nacional, autonómico o local.

Aplicaciones interactivas a través de receptores mhp
Ya se están difundiendo aplicaciones en la mayor parte de canales de
TDT, así los espectadores que disponen de receptores interactivos (mhp)
pueden disfrutar de este nuevo canal de comunicación. Todas estas
aplicaciones las reciben de momento una mínima parte de los
espectadores, ya que los receptores que han experimentado una elevada
venta han sido los que carecen de mhp, los conocidos como “zappers”.
Para conseguir la penetración de las aplicaciones interactivas en los
hogares, es necesario impulsar la oferta comercial de receptores mhp,
ya que la interactividad es uno de los factores determinantes de esta
tecnología.

Las
aplicaciones interactivas están destinadas a convertirse en parte
esencial del contenido multimedia de la televisión digital. En un
futuro muy próximo existirán cada vez más contenidos en TDT creados
expresamente para que el espectador participe activamente en ellos.

El espectador, ahora ‘usuario de TV’

La
implantación de la TDT en España está logrando poco a poco la
transformación del espectador en ‘usuario’ de TV. A esto contribuyen
factores tales como la movilidad y la atemporalidad. El factor
‘atemporalidad’ se materializa en los receptores con disco duro o PVR
(Personal Video Recorder) que permiten al espectador ver los programas
grabados en el disco. Los PVR aportan  mejor calidad de imagen, la
facilidad de grabación basada en la información de la programación y la
comodidad de no tener que usar cintas.

Por último, la
recepción de TV en movilidad puede significar un nuevo canal para que
los radiodifusores puedan llegar a su audiencia y un cambio importante
en los perfiles de consumo de TV, potenciando horarios que actualmente
son de baja audiencia.