Los resultados mejoraron al final del año, pero no lo suficiente como para recuperar los espectadores perdidos en el inicio del año 2005. Así se desprende del informe sobre la marcha del cine que Media Salles ha hecho llegar a la prensa con motivo del cierre del festival de cine de Cannes bajo el título ‘European cinema journal’ y que fue presentado la semana pasada en la ciudad francesa.Según el análisis de los datos presentado por Media Salles 2005 era un año complicado, sobre todo teniendo en cuenta la comparación con el año precedente, en el que se había registrado un crecimiento del número de espectadores cercano al 11% en Europa Occidental. 2004 fue un año excepcionalmente bueno. Por esta razón, la Secretaria General de Media Salles, Elisabetta Brunella, hace una interpretación optimista de los datos de asistencia a salas y opina que pueden ser reinterpretados distinguiendo los mercados que, no obstante, han mantenido parte del crecimiento en audiencias alcanzado entre 2003 y 2004 o, cuando menos, resultados similares a los primeros años de este siglo. Brunella opone los resultados más negativos, como Alemania o Austria, a otros que, como en el caso de Gran Bretaña e Irlanda, obtienen buenos resultados en comparación con los últimos cinco años.
En la presentación se valoró, además, de forma positiva las declaraciones de la Comisaria Europea Viviane Reding, referentes a hacer todo lo posible para que las películas europeas cuenten con el apoyo de la UE.