El interface del DVD es visual e interactiva, por lo que suponía un importante inconveniente para las personas invidentes, sin embargo con la audio-navegación se resuelve esta circunstancia ya que incorpora un audio que ayuda al invidente desde que éste introduce el DVD en el reproductor. La locución anuncia el título de la película y le guía por el menú, indicándole en cada momento donde se encuentra y facilitándole la selección de contenidos con las teclas de ‘arriba’ y ‘abajo’ de su mando a distancia. Para completar esta novedad, estos títulos incorporan también audio-descripción de la película, una narración adicional entre diálogos que describe las sensaciones visuales que este colectivo no puede percibir y que representan información relevante para el contenido como expresiones corporales y faciales, escenarios, vestuarios o acciones.