Una de las novedades de este año es la concesión del premio D-Cinema al cine digital. La India es el país invitado de esta edición, y su colorido y barroquismo es también el protagonista de la imagen del festival. Su cine comercial, conocido en todo el mundo como Bollywood, será el gran protagonista de la sección con algunas de sus mejores producciones de los últimos años. También tendrá cabida durante la celebración del certamen una retrospectiva del cine de autor indio de los últimos quince años. El festival se celebra con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Generalita de Cataluña, y el Ayuntamiento de Barcelona y con la colaboración de instituciones como la Embajada de la India.