El Consejo de Ministros del pasado jueves 30 de diciembre aprobó un Real Decreto que determina que la sede de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones debe trasladarse a Barcelona porque el cambio de sede corresponde a la lógica y principios inherentes a la naturaleza del Estado de las Autonomías.