.

La programación de un legal drama en el prime-time de
EE.UU. no debería sorprender a nadie salvo si los actores hablan en
español y los casos que se resuelven giran alrededor de problemas
propios de los inmigrantes en tierras americanas. Este es el punto de
partido de ‘Al filo de la ley’, una producción de la española
Plural Entertainment que durante tres meses ocupó el horario central de
los martes de la cadena hispana Univision.

La serie, que
se apoya en casos judiciales reales, se desarrolla en las oficinas de
una firma de abogados de Los Ángeles especializado en casos de
inmigración, conflictos laborales y discriminación. Creada
exclusivamente para el mercado hispano, los 13 capítulos de una hora
han sido rodados en Miami, una ciudad que si bien no cuenta con gran
tradición audiovisual ha comenzado a coger ritmo con las producciones
hispanas.

Gerardo Michelín

Junto con la emisión de los primeros seis
capítulos también han llegado las primeras repercusiones. “La serie ha
prendido porque se tratan casos de la vida real sobre problemas que
afectan a nuestro público”, explica Luis Fernández, director general de
Plural y productor ejecutivo de la serie. “En cuanto a los ratings, si
bien no han sido espectaculares han alcanzado para situar a la serie
entre los 20 programas más vistos de la televisión hispana con 5
millones de espectadores, algo más que razonable para un producto
nuevo”.

Esta serie legal ha marcado un antes y después para
Plural, la subsidiaria del Grupo Prisa que se ha convertido en una de
las pocas empresas españolas que se han atrevido a desembarcar en el
mercado hispano de EEUU. Tras dos años de preparación, ‘Al filo de la ley’ parece haber alcanzado una fórmula original que, de resultar exitosa, podría llegar a extenderse a otros géneros.

“Lo
que intentamos con la serie es integrar la estructura sólida y ágil de
los seriales con contenidos que apelan a la intriga, el drama y el
romance, que son muy propios de la telenovela. La producción de series
de ficción no ha hecho más que empezar en la televisión hispana, y si
bien es un desafío enorme introducir un nuevo formato, creemos que la
audiencia va a demandarlo cada vez más”, explica Fernández.

El
reto también ha sido importante para Univision, la cadena líder de la
televisión hispana que ha demostrado su intención de ir más allá de la
telenovela, el producto estrella de su programación que proviene
fundamentalmente de sus socios Televisa y Venevision. Pero con ‘Al filo de la ley’,
la cadena también ha demostrado su intención por apostar por programas
creados exclusivamente para la audiencia hispana. Una estrategia que le
está dando excelentes resultados a su cadena rival Telemundo.

La
diversidad en el reparto de actores, de modo de abarcar a las distintas
colectividades dentro de la comunidad hispana, puede convertirse en una
característica de la televisión hispana del futuro. Si bien la mayoría
de los actores son de origen mexicano (hay que tener en cuenta que los
mexicanos representan dos tercios de los 40m de hispanos que viven en
EE.UU.), los papeles protagonistas son compartidos por un mexicano, una
colombiana y una venezolana.

Para la realización de la
serie, Plural estrenó sus estudios en Miami situados a tan solo 10
minutos de las oficinas de Univision en dicha ciudad. Una apuesta que
demuestra la intención de la productora de seguir adelante con nuevos
proyectos. Por lo pronto, esperan comenzar con la producción de la
segunda temporada de ‘Al filo de la ley’ sin perder de vista su distribución a nivel internacional.

Gerardo Michelín