El pasado 27 de abril se presentó oficialmente en Madrid la Asociación Española del Audiovisual (AEA), presidida por Joaquín Ruibérriz de Torres Navarro-Pingarrón, entre cuyos principales objetivos destaca la Excepción Cultural como prioridad, así como labores de fomento, impulso y promoción del sector audiovisual y los profesionales que lo forman.

En su discurso, Ruibérriz destacó "el interés en fomentar la diversidad y la supervivencia de las culturas alternativas frente a las todopoderosas maquinarias del entretenimiento", así como la creación de "un Consejo Audiovisual plural, independiente y veraz , que proteja los derechos fundamentales en los que atañe a los medios y contenidos audiovisuales".