Coordinado por el historiador de cine Alberto Elena, el ciclo cubre el periodo de la transición democrática en la República de Corea, coincidente con la reactivación de la producción y la eclosión de una segunda nueva ola del cine coreano. Por su parte, el ciclo Fronteras del documental, comisariado por Antonio Weinrichter, elabora un minucioso recorrido al tiempo que contribuye a las actuales líneas de investigación sobre el documental, que tratan de superar la reducción del cine de no-ficción a la categoría de mero reportaje periodístico.