National Geographic Channel ha superado la cifra de 30 millones de abonados en Europa y África, lo que le convierte en una de las cadenas con mayor proyección internacional. Este aumento de espectadores ha superado incluso las propias expectativas de NGC y supone un incremento record, que se produce tan sólo cinco años después del inicio de sus emisiones en todo el mundo, en 1997.