Según "Cinco Días" la SEPI "estudia fórmulas para que el Estado asuma la deuda histórica de RTVE y mantiene el compromiso de realizar el saneamiento en 2004. El objetivo es que el déficit de explotación sea cero, aunque el saneamiento de la deuda se mantendrá a pesar de que el déficit no desaparezca totalmente."

Según "Cinco Días" la SEPI, en su condición de tutor de las cuentas de RTVE, "ha encargado a sus técnicos un estudio sobre las fórmulas legales y financieras que se aplicarán a la deuda histórica que, por más de 6.000 millones de euros, arrastrarán la televisión y radio públicas estatales a finales de 2004.

El primer objetivo del estudio es conseguir que el traspaso de la deuda de RTVE no engorde el déficit público, en un momento en el que el Gobierno exige que tenga valor cero. El segundo es dar el mejor tratamiento financiero a este pasivo de forma que se elimine rápidamente. Los escenarios analizados plantean eliminar la deuda de golpe, trocearla, esperar a su vencimiento natural, titulizarla o buscar una mezcla de varias de estas posibilidades.

Fuentes cercanas a la SEPI aseguran que este encargo demuestra la voluntad del presidente Ignacio Ruiz-Jarabo de cumplir el compromiso suscrito en el plan marco de que el Estado asuma la deuda al final de 2004. Las mismas fuentes señalan que tal traspaso se realizará aunque no se consiga plenamente el objetivo de eliminar el déficit de explotación, ****siempre que RTVE haga todos sus deberes****.

La seguridad que transmite la SEPI respecto a la resolución definitiva de la viabilidad financiera de RTVE se basa en la evolución de cuatro parámetros que han quedado reflejados en los presupuestos de 2003.

El incremento, por primera vez en un lustro, de la subvención estatal es el primer signo que ofrece la SEPI para demostrar que el Gobierno ha entendido el carácter de servicio público de la empresa, retribuible a través de los Presupuestos generales.

La SEPI tiene el convencimiento de que la subvención debe fijarse por encima de la cifra actual, siempre respetando los criterios marcados por Bruselas para evitar que esta inyección pueda considerarse ayuda de Estado. Fuentes no oficiales estimaron que esta partida debe situarse en torno a 200 millones.

La misma importancia otorgan al capítulo de compras, que tantas heridas ha abierto en RTVE. Su sustancial recorte del 17% se justifica en que se va a negociar a la baja la compra de derechos de competiciones deportivas. También se menciona que el éxito de programas como Operación Triunfo o Cuéntame han permitido que TVE emita un menor número de películas, con lo que su bodega de títulos cinematográficos está abastecida hasta 2004.

Otro factor de optimismo llega por la confianza que tiene la SEPI de que el mercado publicitario esté recuperado en el plazo de dos años, con lo que la previsión de crecimiento de los ingresos por este concepto podrá ser muy superior al presupuestado del 2%.

El último gran eje de la estrategia de la SEPI es haber invertido la tendencia de crecimiento de la deuda. Las necesidades de nuevo endeudamiento en 2003 son de 677 millones de euros, 92 millones inferiores a las del año anterior, cuando la inercia de evolución de este parámetro hubiera llevado en 2003 esta cifra hasta 996 millones de no existir el plan de ajuste, aseguran fuentes cercanas a RTVE."