ONO, la compañía de comunicaciones integradas por banda ancha para particulares, anunció hoy un reajuste de su plantilla para afianzar la evolución de su negocio. Este reajuste podrá afectar hasta 450 puestos fijos. La compañía anunció también que obtuvo EBITDA positivo en el segundo trimestre de 2002.Con ocasión de la publicación de sus resultados financieros y operativos, no auditados, correspondientes al segundo trimestre de 2002, cerrados el 30 de junio, el consejero delegado de ONO, Richard Alden, expresó su satisfacción por haber alcanzado la rentabilidad operativa de seis meses antes de lo previsto. Tras subrayar el compromiso de ONO de adoptar siempre las medidas que se imponen para mantener la confianza de sus clientes, accionistas e inversores, Alden explicó que "las necesidades actuales de ONO son muy diferentes a cuando comenzó a operar hace cuatro años. Por este motivo, la compañía necesita adaptar su actividad y estructura a la nueva realidad y garantizar el desarrollo de su negocio en la dirección adecuada, tal y como lo ha venido haciendo hasta ahora".