No solo habrá mas satélites sino que estarán colocados de distinta manera. Galileo es mas fiable, mas preciso, y al tener colocados los satélites con una inclinación mayor respecto del plano ecuatorial de la Tierra ofrece mejor cobertura en latitudes extremas. El proyecto consta de cuatro fases, fase de definición (ya superada, 1999-2001), de desarrollo y validación (2002-2004), despliegue (2005-2007) y la fase operativa que está previsto que se inicie en el 2008. El coste total del proyecto puede estar entre los 3300 y los 3700 millones de euros. En el proyecto están implicadas las empresas españolas: Casa, Aena, GMV, Indra, Sener e Hispasat. Se supone que, en su conjunto, Galileo puede generar unos 150.000 puestos de trabajo, todos ellos relacionados con la alta tecnología. La Unión europea debe realizar el primer lanzamiento satelital antes de febrero del 2006 para que no pierda la concesión de banda de frecuencia obtenida en el año 2001.